La importancia de llamarse Ernesto, Juan o Perico de los Palotes

Nadie nace libre al llegar a este planeta. Somos esclavos desde el momento en que nos coge el frío del mundo exterior y nuestros padres se encargan desde el  principio de ponernos nuestros primeros grilletes. Si no tenemos en nuestros primeros años de vida conciencia plena de lo que nos rodea, resulta razonable no tener tampoco libertad de elección.

De esta manera, sin comerlo ni beberlo, nos asignan un nombre. Por lo menos los más afortunados que llegan aquí, porque claro: a veces naces en medio de una cultura cerrada y la putada ya no es el nombre, sino si que por tradiciones locales lo normal es que te mutilen. Pero no me centraré en las desgracias mayores, si no en las menores que padece nuestra acomodada civilización occidental.

La gente se queja de que ya desde niños te inculquen una creencia religiosa- católica, lo más común-. Pero bueno, realmente en ese aspecto el hecho de declararte apóstata o no, no va a afectar a tu modo de vida. Si no te ves obligado a ello, puedes ocultar o apartar la religión de tu vida sin mayor complicación. El nombre es lo jodido. Algunos padres no se dan cuenta de lo mucho que pueden comprometer a sus hijos eligiendo un nombre u otro. Algunos nombres llegan a tener más carisma que la propia persona y puede llegar a influir de forma determinante en el transcurso de su vida. La época depende claro, no es lo mismo llamar a tu hijo Segismundo hace unas décadas atrás o en la actualidad.

A medida que maduras, te acostumbras a tu nombre y si no lo consideras una auténtica aberración, lo mantienes aunque no te guste. Lo jodido es la infancia, la preadolescencia y la adolescencia, donde un desafortunado nombre te marcará para siempre. Se generan variaciones o motes crueles de un factor vital que se escapa de tu control. No sólo en lo que al nombre se refiere, si no también a los apellidos, porque puedes tener la mala suerte de que a un nombre peligroso se junten no uno, sino dos apellidos que acaben convirtiendo tu existencia en un chiste.

Ejemplo tirado de la Red

Ejemplo tirado de la Red

En fin, este no es un tema profundo como afirmé que trataría en el post anterior, pero cuanto menos me resulta interesante pensar en casos improbables- que no imposibles- de personas fastidiadas para toda la vida. Y paso de poner aquí la cargante cadena que consiste en supuestos nombres reales acompañados por un intento de gracioso comentario entre paréntesis. De ejemplo, me imagino a Paloma Galiña Pato- hija bastarda de una amiga mía y Cristina Pato- o lo que pudiese suceder si mis amigos de amigos Rubén Tato y Andrea Cao tuviesen un retoño.

Pensad en eso.

Anuncios

6 comments

  1. lo que importa es el nombre principal en 4º de la eso nos clasificamos por lo común que es nuestro nombre cuanto mas común mas facilidad tiene de ser un tio guay(pero puede ser que sea tonto y no lo consiga, bueno medio tonto), luego si tienes un nombre poco común joder tio, dedícate a otra cosa porque los estudios todo te va a costar más. me quedan alrededor de 900 dias para ser adulto los cuento como si fueran láminas de oro jajajaja
    se me nota mi adolescencia no?
    antes de ser adultos no se es adolescente se es animal, marcas tu territorio como los perros, y te ries por todo, si alguien te maltrata eres sumiso de el/ella, siempre me veo lo de los perros (el ecnatador de perros, cuatro) porque somos calcados eso si a nosotros nos dan dinerito 😉

  2. alba vete a otro sitio y dedicate a otra cosa que tu nombre es comun hija de la gran puta rieete de tu madre y no necesitas ayuda ni cambairte de nombre anormal, para que me trates con respeto te voy a poner un nombre común, eso si deberias estar en 4 de la eso, mandaré sobre ti.
    ME LLAMO MARÍA

  3. permiteme María escribir tu nombre completo…María Pedazo Ramera.
    tú si deberias ir a otro sitio para que aprendas un poquito de educacion maleducada!!tu mejor lugar sin apenas dudarlo…la cuadra de los cerdos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s