FC Barcelona – Real Madrid

Fórmula AS: Fútbol + Tetas = Lectores

Nunca he sido un megafutbolero, pero mi entorno, las intensas partidas del PES 2006  y la aparición en mi vida de personajes del balompié (Eric Cantona, Thomas Gravesen) han hecho que terminase por apasionarme lo justito por este deporte. Y hoy, claro, las Dos Españas saltan al terreno de juego y como anuncian todos los diarios deportivos “hoy el país se paralizará”. Los dos eternos rivales, mandrileños y catalinos, prometen un partido de intenso juego.

¿Por quién decantarse? Mi corazón deportivista debería también albergar un odio profundo contra el Real Madrid, pero sin embargo no es así. El Real Madrid, por su historia, su glamour y su todo, debería ganarse el respeto de toda la gente. Fichajes astronómicos de estrellas del fútbol (¡Zidane! ¡Beckham! ¡CR9! ¡Kaká!) que generan ilusión y expectativas altísimas (con la consecuente facilidad de fustración a la mínima). A mí no me inspira precisamente respeto, sino simpatía por su ridículo orgullo. El equipo más derrochador de la temporada siempre está inmerso en polémicas y barullos, provocados casi siempre por ellos mismos y por el histriónico Marca. Y es precisamente esa polémica y catastrofismo lo que hace del Real Madrid un equipo que me produce una enternecedora compasión, la misma que me produce un niño pequeño que dice que ya es mayor.

Por el contrario, el  FC Barcelona es un equipo mucho más modesto, y mantener esa modestia ganando tripletes y demás también genera simpatía. No es tan gracioso como el Real Madrid, pero sí mucho más serio, efectivo y eficaz. Y precisamente eso es lo que se quiere de un equipo de fútbol. Lo que más me gusta del Barcelona más que la plantilla, es Josep Guardiola: un tipo elegante que está en el banquillo de traje y corbata y es capaz de orquestar un equipo de lujo sin perder los nervios. Además, el único equipo que patrocina a Unicef y no cobra por llevarlo en su camiseta, sino que paga. Luego está lo de la presidencia de Laporta y sus tendencias nacionalistas, pero no me voy a meter en un terreno tan pantanoso (en bastante fango me he metido con este post, porque aunque yo no esté posicionado la mayor parte de la gente lo está y me odiará por mis palabras tanto de un bando como de otro).

Me ha venido a la mente una especie de metáfora que más o menos representa mis sensaciones sobre estos equipos: digamos que los conceptos de Real Madrid y el FC Barcelona son como dos primos. El primero sería mi primo pequeño hiperactivo, siempre encerrado en su mundo, capaz de cosas geniales pero que no deja de ser un niño que se enfurruña. El segundo es mi primo mayor, licenciado en Ingeniería Industrial, un tipo brillante al que le tengo una inmensa admiración, pero también demasiado respeto.

Y este par de primos se pelearán a partir de las 19:00. Tal vez me acerque a verlos o tal vez no. Espero que el espectáculo sea bueno para ambas aficiones y que se arme la de Dios.

¡Forza Dépor!

5 comments

  1. Hey! Me alegro de que te haya gustado el blog!

    Suscribo totalmente tus sentimientos hacia el Madrid, actualmente es un equipo tan absurdo que incluso resulta tierno. Yo lo compararía a un Zoolander de la moda, o a unos Spinal Tab del mundo de la música.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s