Mi Paso de Ecuador

Ni el frío puede eliminar de las calles a los entusiastas y desesperados estudiantes que venden todo tipo de rifas para financiar sus Pasos de Ecuador. Es una tarea bastante jodida, pero indispensable para considerarse un auténtico universitario. De los cuatro años que llevo aquí, en todos me ha tocado aportar mi granito de arena y un fajo de billetes para aquellos amigos (e incluso a los conocidos) que se van a emborrachar por algún lugar exótico.

Pero bueno, lejos de parecer un viejo gruñón, con esta entrada quiero conmemorar brevemente nuestro extraño e inusual Paso de Ecuador. Aquel que estuvo a punto de no celebrarse: nadie coincidía con el destino, ningún local quiso darnos su apoyo -ahora sí que lo dais, ¿eh, Retablo? cabrones…-, nos vimos eclipsados por la publicidad mediática del calendario de desnudos de Periodismo, éramos incapaces de coordinar fechas por las prácticas de verano… Pero bueno, sumando lo recaudado con algunas actividades ilegales y con un pequeño esfuerzo económico por parte de cada uno, doce incautos obtuvimos el fruto de esos meses de locura.

Y qué decir de la Gran Manzana…es como si de repente en toda tu existencia estuvieses viviendo entre bastidores y al llegar allá te adentrases de lleno en el rodaje de la gran escena de tu vida. Una ciudad de película, donde tengas la edad que tengas y aunque hayas visitado mil lugares, se te pondrán los ojos como platos y te emocionarás como un niño pequeño. Todo, todo, todo es inmensamente grande e increíblemente mastodóntico. Londres me parece maravillosa, pero al lado de NY parece más fría y gris de lo que es. Roma me enamora, pero al lado de NY es más sucia y corrupta. A Baña es un lugar para vivir, pero al lado de NY, no me importaría ir alternando una temporadita aquí y allá.

Inusual el viaje, porque apenas ha trascendido a las omnipresentes y chismosas redes sociales, salvo en ocasiones como ésta (a día de hoy parece una obligación subir hasta tus zurullos del váter para probar que es cierto que cagas). Inusual, porque para ser un grupo de estudiantes de Comunicación Audiovisual, sólo uno llevó cámara de fotos y la perdió (no miro a nadie). Inusual…e inolvidable. Porque que nos llamen lo que quieran, snobs, intelectualoides, plastas o lo que sea: aunque las borracheras de nuestro Paso de Ecuador se reducen a un colocón de cervezas acompañado por un paseo ebrio por Central Park, yo me quedo con mi Paso de Ecuador. Y sin mendigar descuentos de los cabrones de Retablo, ea.

6 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s