Crónica de un fin de semana

El fin de semana ha dado mucho de sí. Tanto, tanto que resulta muy difícil recoger todas las anécdotas y situaciones que se produjeron. Para poder hacer un resumen ameno, esta entrada atenderá las claves necesarias para poder captar la esencia de estos frenéticos días. Los protagonistas principales-Lorenzo que te trenzo, Vilar que te va a trillar y servidor- van a contar cada uno el asunto a través de su prisma personal e intransferible (es decir, cómo le salga de los huevos omitiendo lo que le venga en gana), o sea que invito a la lectura de todas las bitácoras para asistir a este curioso experimento rashomoníaco.

1. A Coruña

 

..que bonito é…(8)

La ciudad que me vio crecer es un excelente telón de fondo para cualquier plan que tengas. ¿Quieres un plan alternativo? Una exposición fotográfica en la Fundación Caixagalicia, unas vueltas en bicicleta, algodón de azúcar y unas partidas en las recreativas. ¿Te apetece algo más convencional? Un paseo por Espacio Coruña, desesperación por no poder entrar en Muerde la Pasta y un ratito de descanso en la zona de asientos de diseño. ¿Quieres suicidarte? Los balcones del Paseo Marítimo son un sitio ideal para yacer moribundo en la playa. Sea día o noche, Coruña siempre ofrece algo interesante que hacer, bien sea sacarte una foto para La Voz por su aniversario y recibir la última bebida de Radical, bien sea dar un garbeo por las galerías de la Calle Real.

2. Vilar

 

Aunque no lo parezca, te va a trillar

Bajo su tímida apariencia, este hombre es toda una caja de sorpresas. Rapper reconvertido a rocker, ferviente admirador del Real Madrid y amante de las cheeseburger. Simplemente es un hombre espectacular, y no lo es para menos teniendo una infancia en el Nueva York y estando unido por sangre con Iván Ferreiro y el dueño de Harrods. Una presencia que mejoraría nuestras vidas en Coruña, teniendo en cuenta además la ubicación geográfica de su vivienda herculina. Eso sí, a él le queda bastante por mejorar sus skills para comprender como es la vida coruñesa y lo que ello supone…

3. Pateo

 

Y esto es sólo una aproximación

…porque, claro, está bien no tomar el transporte público y hacer un poco de deporte a través de un paseo, pero los paseos que nos metimos ese par de días eran totalmente suicidas. En Santiago de Compostela cualquier cosa está a tiro de piedra, pero en Coruña a no ser que la piedra la metas en los cañones del Monte de San Pedro, estás jodido. Entre los trayectos que hicimos a pata, se encuentra Espacio Coruña – Jardines de Méndez Núñez o un double combo nocturno Orzán – Ventorillo. O sea que además de la juerga que nos corrimos, súmale el esfuerzo entra tanta caminata. Eso sí, vi lugares por los que nunca había pasado en mi propia ciudad y ahora la conozco un poquito mejor. Esta actividad no podría haber sido realizada sin ir a correr al menos una vez por semana por la Alameda de Santiago de Compostela, o sea que ya sabes, ¡engánchate al deporte!

4. Música

 

El canto del ángel

El factor que motivó el desarrollo de este fin de semana. Dos conciertos, dos agrupaciones musicales, dos filosofías distintas de entender la música. El viernes, Russian Red, un concierto concebido para gente de una franja de edad que va desde los más pequeños hasta los más mayores. La belleza angelical de Lourdes, la magia de su voz y la dulzura de sus canciones hacían de este concierto algo maravilloso, con un colofón final de aúpa, caminando descalza por el pasillo seguida por su tropa jugando con la interactividad. Eso sí, hay que reconocer que la chica es bastante sosa y el concierto no tuvo demasiados momentos brillantes, haciendo que alguna crítica bastante feroz me parezca acertada y todo. Lourdes y su cuadrilla era incapaz de transmitir energía al público, vale que su melosidad queda justificada con su filosofía, pero eso no quita que pueda intentar conectar con el público. Apropiándome de una frase de Risto Mejide, el concierto se puede definir como “perfecto en la ejecución, pero frío en el sentimiento”.

Grandes artistas, mejores músicos

El concierto del sábado tuvo otro color, teniendo en cuenta nuestro estado etílico, nuestra predisposición a conciertos más del vulgo y nuestra pasión por Love of Lesbian. Sí, estos chicos sí que me resultan mucho más entretenidos, el grupo me parece uno de los mejores de España del momento y aunque eché en falta alguna que otra canción, me lo pasé muy bien. Pero bueno, aquí empezaba a metamorfosearme como siempre que se me va de las manos con las copas. Antes de saltar de tema, he de indicar que no fueron las únicas presencias musicales del fin de semana. A través de los distintos locales del Orzán, Vilar y Lex pudieron disfrutar como nadie del rock español de pata negra, mientras que por mi parte con Kids de MGMT y Masculino Singular de Rosendo, ya me daba con un canto en los dientes.

5. Alcohol

 

 

 

Esta foto ya la usé, pero bien vale para este apartado

 

Franciskaner, Guiness, Estrella Galicia, porrones, tequila… Me toca abordar el apartado más controvertido relacionado con mi personalidad. Mi Oscuro Pasajero se apodera de mí cuando puede y esta fue una de esas ocasiones. Me da miedo porque realmente pierdo el control de mi ser y apenas tengo leves flashbacks que me asolan en lugar de la resaca, temiendo por las fechorías que haya cometido mi lado más oscuro. Supongo que puedo resultar gracioso en ocasiones, pero seguramente puedes acabar hasta los cojones de mí llegado el momento. No llego al nivel de los coruyonkis que entran con una banqueta en Casa Ramón, pero si al del divertido acosador sexual de entrepiernas masculinas del Yellow&Green. Si alguien que lea estas palabras me ve alguna noche, que escape de mí por su bien y por lo que pidera pasar. Porque yo a veces tengo el puntillo y otras veces los puntos suspensivos. A veces tengo poderes especiales (soy capaz de sacar bicicletas de su enganche o abrir portales de edificios lujosos) y otras soy un puto pesao faltón. Ojete conmigo.

Lugar de peregrinación

En cuanto a los lugares para repostar alcohol, una amplia variedad está dispuesta a tan insigne tarea: A Franxa, Matthew’s, Casa Ramón…y cómo no, La Cervecería Estrella. Mi primera incursión en este establecimiento se saldó con una cogorza, pero he de decir que tanto la comida que ofrecen como las cañas que tiran son productos de primera calidad. Un excelente lugar para refrescar el gaznate y alegrar el paladar.

——————

Y hasta aquí el fin de semana. Claro que también incluyó por mi parte un reencuentro con el nuevo Iván Piña, el encuentro de un hombre muy mono con Tina y una agradable comida de faranduleo cortesía de Xabier Pan, pero eso ya es otra historia. Jornada histórica para el recuerdo.

P.D.- Lorenzo, su padre y yo vimos a Valerón.

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s