Festicurta! 2010

[Aprovecharé esta reseña sobre el evento para introducir algunas que otras reflexiones sobre la carrera de Comunicación AV y mi experiencia en la USC]

El pasado martes 1 de junio el Teatro Principal de Santiago de Compostela acogió un hecho sin precedentes en la ciudad (al menos, hasta donde mi conocimiento alcanza): se realizó una proyección conjunta de todos los trabajos de la materia Producción y Realización de 3º curso de la licenciatura de Comunicación Audiovisual. Personalmente, me alegré de esta iniciativa, ya que supone salir más allá de los cansinos muros de Siza y exhibirse en sitios cuanto menos susceptibles de llamar la atención.

Se trata de un caso particular, pero por lo que a mí respecta el trabajo que están realizando los alumnos de la promoción 2007/2011 me parece fantástico. Para el paso de Ecuador, llevaron otra iniciativa también inédita en la Facultad y organizaron un evento con conciertos, actividades lúdicas (torneo de póker, Singstar, futbolín humano…) cena y hasta toda una entrega de premios. Evidentemente, para gustos hay colores y siempre habrá quien criticará lo frívolo de las actividades, pero por mis cojones no se puede reprochar el enorme mérito que tiene sacar este tipo de eventos adelante.

Si bien como ya dije varias veces, los de la promoción que nos suceden son los reyes del show bussiness (teniendo el apoyo adecuado para sacar adelante estas historias), los de la nuestra hemos sido un desastre en este sentido. Desde el comienzo de carrera algunos pecamos de pardillos ingenuos y otros de hooligans bulleros. Inevitablemente, la semilla de la discordia salió de la chorrada más increíble y a partir de ahí cualquier intento de hermanamiento era inútil: estábamos condenados a ser una pandilla de pandillas. Ahora de nada vale lamentarse, ni mucho menos me arrepiento de lo que ha sido mi clase.

Ahora sí, entended bien una cosa. No hablo de lo maravilloso que sería una clase donde todo el mundo fuese amigo, no existiesen los malos rollos y formásemos una cuadrilla dispuesta a salvar el mundo junto con el Capitán Planeta. No. Algunos confunden la amistad con el compañerismo, el orgullo con la cooperación. Mirándonos al espejo, en nuestra clase (como muchas otras de todo el mundo y todas las carreras) nos ha faltado un objetivo común y un afán de cooperación para poder promocionarnos por ahí adelante. Nuestro mayor logro ha sido poder organizar un acto de licenciatura (y bien que nos ha costado) y realmente podríamos haber dado mucho más. Ahora la aventura universitaria acaba, y cada uno tendrá que comenzar a llevar las hostias y recompensas del mundo laboral y las desilusiones y alegrías de proyectos individuales.

Por otra parte, me gustaría seguir insistiendo en nuestra carrera en la USC. Los de 3º de este año han hecho un buen trabajo organizando estos eventos, colaborando incluso entre ellos en los distintos cortos para sacarlos adelante. No les ha faltado motivación y esfuerzo, pero todavía no es suficiente. Nuestra carrera no está nada mal como un comienzo para adentrarse en el mundo audiovisual (televisión, cine, radio, lo que quieras), pero todavía queda mucha tela por cortar. El nivel de exigencia del profesorado y del alumnado- va por todas las promociones y toda la docencia- todavía deja mucho que desear. Hacemos cortos, videoclips y alguna que otra cosa, pero bajo mi punto de vista la USC y sus alumnos todavía no han acabado de alcanzar el punto de prestigio que en el panorama de formación audiovisual que podrían llegar a tener.

Y finalizando, volveré a sacar el tema que me dio a pie a todo esto. No voy a entrar ahora en realizar una crítica de los trabajos expuestos (mi palabra es la de una persona que sólo lleva colaborado en un corto y proyectos cutres escudados en la autoconsciencia de sus limitaciones), pero si tuviese que quedarme con uno de ellos, Fóra de serbicio me gustó por dar rienda suelta a humor socarrón que tan poco se ve en estos trabajos; y también el apartado técnico de La femme en rouge (a pesar de invocar en algún decorado al fantasma de Siza).

Si alguien que todavía está en la carrera y lee esto que no se tome los trabajos de clase como encargos para salir del paso, coño, y si realmente se ha metido en la titulación porque siente amor por el cine (o audiovisual, o lo que quiera), que aproveche bien la oportunidad. No me extrañaría un lipdab o un Docufest próximamente…

Anuncios

3 comments

  1. No podría estar más de acuerdo contigo.

    Al menos resulta bastante “reconfortante” encontrar plasmados aquí ese tipo de pensamientos. Los demás pueden aprender de nuestros errores, pero nosotros tenemos el deber de hacerlo también.

    Un besiño 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s