Sobre todo, Six Feet Under

Six Feet Under es ficción y realidad, vida y muerte. La historia de una familia que regenta un negocio funerario, un entorno estrechamente relacionado con la muerte y que tienen que enfrentarse con los problemas del día a día. Haciendo un breve repaso, y desde la conmoción de haber visto el final hace unos escasos minutos, me gustaría comentar varias cuestiones sobre esta serie.

Six Feet Under es una serie…

…sobre la muerte

Todos sentimos (o sentiremos) la pérdida de un ser querido, cada uno la experimenta a su manera: reprimiendo sentimientos, hundiéndose en la miseria, suspirando aliviado. La muerte puede resultar absurda e inesperada, una parca hijaputa que no atiende a razones. Nadie está a salvo, no puedes huir de ella… ¿qué te queda? No tenerle miedo. Hay que aceptarlo, la muerte llegará pero lo que ahora tienes delante es la VIDA.

…sobre la vida

Six Feet Under sobrecoge porque en ocasiones olvidas que se trata de ficción. Lo que estás viendo te ha pasado o a ti, o a alguien de tu familia o amigos, o al vecino de enfrente o al conocido de un compañero. No se trata de la enciclopedia definitiva porque el mundo es muy grande y existen muchas culturas, pero al menos las relaciones presentes en la sociedad del primer mundo occidental quedan brillantemente plasmadas. Enfermedades, abortos, homosexualidad, homofobia, adulterio, hipocresía… repaso a todos los escollos que merman y fortalecen las relaciones humanas.

…sobre las relaciones

“Las relaciones no hacen la vida mejor, la hacen posible”. Esta frase me ha quedado marcada a fuego. Six Feet Under tiene unos personajes perfectamente construidos, cada uno con una evolución espléndida: todos en algún momento te sacarán de quicio pero sin embargo no vas a poder dejar de sentir empatía en cualquier otro.  Las relaciones nos convierten en lo que somos, con nuestras virtudes y defectos. Y lo duro que resultar lidiar con nuestra propia mierda sin incordiar a los demás. Qué fácil es decir ‘vive y deja vivir’ y lo duro que resulta llevarlo a la práctica.

…dentro de otra serie

Momentos curiosos y aparentemente superfluos son aquellos en los que los personajes se encuentran enfrente a la televisión. Personalmente, me llamaban la atención más que nada porque los personajes se encontraban enfrascados en su visionado, con la mirada perdida, absortos. Tal vez sea una reflexión fruto de mi sentimiento fanático por esta serie, pero no podía dejar de pensar que este recurso reforzaba la idea de espejo en la serie, reflejando al espectador en el personaje pasmado ante la tele como entretenimiento evasivo, huyendo por unas horas de su vida.

…con un final sobrecogedor

No soy un gran versado en series, tengo personas cercanas que vieron muchos más títulos que yo. Desde mi experiencia personal, se trata de un final que como comentaba Paula Pérez en su apasionado texto, emociona, y mucho. No quiero hablar más de la cuenta para no quitar la sorpresa a aquellos que estáis leyendo esto y os animéis a verla, pero es increíble como cumple las expectativas.

Así como Alba me recomendó su visionado, os invito a que le deis una oportunidad. Puede que no os atrape desde el minuto uno, pero nadie que llegue al final sentirá que ha perdido su tiempo, si no que ha ganado mucho más.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s