Leonardi senza gloria

Arriviamo a Rimini un domingo de noche, después de arrastrar nuestras maletas por aeropuertos y trenes impuntuales. Una vez en el bus que nos acercaba a la residencia, vimos desfilar ante nosotros un ramillete de carteles luminosos de hoteles y ristorantes, todo terriblemente estrafalario. No tenemos sitio en el sistema, no saben muy bien donde meternos. Mientras no podemos ocupar puestos de trabajo, nos tenemos que conformar con seguir (de)formándonos y aprovechando estas extrañas becas públicas. Y en lugar de meternos en una residencia universitaria, nos chantan en medio del complejo -repito, complejo- hotelero a dos pasos de la costa atestada de sombrillas y tumbonas. Italia de usar y tirar, preparada para el consumo y disfrute de turistas al uso. Más desubicados todavía.

Benvenuto a la spiaggia di Rimini!

Y aquí estamos, leonardi senza gloria. Cada uno con su historia, con veintipico años, su experiencia laboral y vital preparado para embarcarse en esta pequeña aventura para ampliar currículum. Cada uno con su plan de vida, pero aquí unidos como una familia de vacaciones cada uno en su stanza, su ducha en el pasillo, chiste de congelador o lavadoras semanales de valor estratégico.

En medio de este extraño plan casi improvisado, algunas personas estuvieron más hábiles que otras y decidieron venir a un país extranjero conociendo un mínimo –y qué mínimo- del idioma con el que se tendrían que manejar. Otras, sin tener ni fritatta, se subieron al avión con la esperanza de aprender poco a poco la lengua del país de la pasta, la pizza y la mafia. Y otros –io– se apuntaron al plan presumiendo de que la adaptación sería presta dopo de essere in Reggio Calabria di quindici giornicapisci?– y ahora están sudando tinta para disimular cual Dominique DeCoco en medio de una fiesta de generales uniformados (que me gustaría sentirme como Gorlami, pero no me parezco al buenazo de Brad Pitt ni en las uñas de los pinreles).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s