Back to the Führer

Me considero un fanático de los viajes en el tiempo. Me encanta las historias en las que se producen estos paseos espaciotemporales y comprobar en qué circunstancias se realizan, cuáles son sus propósitos y en qué consecuencias desembocan. El gran dilema de los viajes en el tiempo en los relatos de ficción es sin lugar a dudas la alteración de los hechos pasados, como la paradigmática quinta temporada de Lost, cuyo interrogante dio a pie a los flash-sideways, abriendo supuestamente una línea temporal paralela también explorada en Back to the Future II. Muchas veces, intentar cambiar el pasado no trae buenas consecuencias…

Y curioso, porque uno de los motivos más repetidos a la hora de viajar al pasado parte del deseo de asesinar a Adolf Hitler. Podríamos intentar retroceder a otras épocas del tiempo y evitar mayores catástrofes, pero la idea de eliminar a un genocida responsable de la muerte de millones de personas parece la más atractiva y heroica. Por ello, no son pocas las historias de viajes en el tiempo que como mínimo hacen un guiño a esta misión que podría dar lugar a múltiples paradojas temporales (no es tan fácil que tras salvar tal cantidad de vidas humanas, el presente del viajero temporal siga tal cual). Recopilaré aquí algunas de ellas que se me vienen a la cabeza, con sus protagonistas y el éxito de su misión.

SPOILER ALERT! A continuación aparecerán imágenes de cómics y series. Si te pica la curiosidad, avanti. A aquellos sensibleros que les vaya a fastidiar alguna de las presentes obras, lo siento de corazón (a estar al día con todas las series, coñe!). De todas formas, el meollo duro del spoiler se encuentra en el último apartado de cada reseñita, o sea que tan fácil como no leer eso.

J’ai tué Adolf Hitler (2007) – Jason

El estoicismo de los seres antropomórficos de Jason resulta tan encantador como inquietante. En un mundo donde se contratan los servicios de un sicario como se contratan los de un fontanero, el inventor de una máquina del tiempo decide enviar a un matón al pasado para acabar con el dictador y hacer un favor a la Humanidad.

Die Hitler? A medias, porque se lía la marimorena. Fallado el primer intento, Hitler no sólo logra escapar, si no que viaja al futuro, donde se produce un segundo intento que parece el final…. pero no, porque Hitler huye de nuevo para vivir de incógnito. Además, el protagonista muere asesinado en el presente, por lo que su pareja realiza un nuevo salto temporal para alertarle de que lo remate y así muera en el tercer intento. Si es que viajar en el tiempo es muy lioso…

Cradle of Darkness (1×05, The Twilight Zone, 2002) – Jean de Segonzac 

¿Por qué acabar con Hitler en el apogeo de su poder y no solucionar el problema cuando todavía es un ser indefenso? La única mujer que tiene el ADN que le permite viajar en el tiempo (y punto, ¿para qué rompernos la cabeza con explicaciones científicas?) se mete a niñera en la casa de los Hitler para acabar con el pequeño Adolf, con un límite de 48 horas. Y es que aunque el tipo se convertirá en un futuro en un monstruo, hay que tenerlos bien puestos para asesinar a un bebé…

Die Hitler? Después de mucho dudar, en un acto de inmolación la niñera decide coger al bebé y tirarse al río junto a él, para sorpresa de la criada amante de Alois Hitler. Y esta, ni corta ni perezosa, decide comprarle a la gitana del barrio su hijo para pegarle el cambiazo a la familia alemana y dar lugar al que será realmente el máximo culpable de la Segunda Guerra Mundial. Si es que ya lo dice Forest Whitacker al final del capítulo, History can never be changed

The Late Philip J. Fry (6×07, Futurama, 2011) – Peter Avanzino

El profesor Farnsworth debe ser de los pocos inventores que teniendo los conocimientos y talentos suficientes como para inventar una máquina del tiempo, decide crear una que solamente sirva para viajar al futuro, “para no cambiar accidentalmente la historia ni hacer guarrerías”. Con esta filosofía y con el funcionamiento de la máquina no parece que acabar con Hitler sea posible, pero…

Die Hitler? …una vez que se viaja adelante, Fry y compañía se pasan de la raya hasta no poder regresar a su presente. Así, deciden avanzar todo lo más rápido posible al futuro y comprobar que el tiempo es cíclico. Y ya que estamos, el profesor hace una paradita de menos de diez segundos para ventilarse a Hitler en medio de uno de sus discursos con un arma láser. Y todos tan contentos!

Pafman 1944 (2010) – Joaquín Cera

El malvado y más molón de los enemigos de Pafman, el Enmascarado Negro, se entera que su amigo el profesor Fuyú tiene una máquina del tiempo, por lo que decide urdir rápidamente un plan malévolo: viajar al III Reich en 1944 y ofrecerle a Hitler los planos para fabricar las armas que propiciarán la victoria del Eje y el posterior universo alternativo donde hasta Logroño está en manos de los nazis.

Die Hitler? No contento con violar salvajemente la Historia, el Enmascarado Negro decide conspirar contra Hitler y tenderle una trampa con una chincheta gigante en su asiento para pasar a ser el nuevo Führer. Cuando Pafman viaja también al pasado para evitar esta cadena de acontecimientos, a pesar de todo decide dejar vivo a Hitler, y de primera mano Pafcat le deja un revólver y cianuro, para lo que surja…

Episode #3.4 (3×04, Misfits, 2011) – Alex Garcia & Wayne Yip

En uno de los episodios más alocados (si es que hay alguno que no lo sea), un viejo judío con el poder de viajar en el tiempo decide hacer realidad la fantasía de acabar con la vida del personaje que arruinó la existencia de sus allegados. Un plan impetuoso en el que provisto de un cuchillo pretende acabar con la vida del Führer en su propio despacho.

Die Hitler? Pues no. De hecho, el viejete la lía parda por llevar su móvil encima, que recoge Hitler tras el forcejeo y desemboca en una nueva línea temporal, en la que los nazis ganan la guerra gracias a su avanzada tecnología, se convierten en los dueños de Europa y deciden apropiarse de los poderes surgidos tras el misterioso temporal. Por suerte, Kelly a través de un apasionado beso se hace con el poder de viajar en el tiempo, evita los acontecimientos que propician esta situación y, ya de paso, le patea el culo a Hitler. Fuckin’ Nazis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s