Mangiare a Rimini 2: Dolce Vendetta

Ho capito, escribir dos entradas sobre comida en tres meses puede resultar excesivo, ma en questa ultima settimana a Rimini, vorrei dedicar un espacio a los pequeños grandes postres italianos. Aquellas pequeñas especialidades que no conocía tanto y que se han ganado un hueco tanto en mi estómago como en mi corazón… y es que madonna, questa roba è buona, e che buona!

Bomboloni

Descubierto en una franquicia emblemática de Rimini, Pellicano, vicino a Piazza Tre Martiri, es un postre estupendo con el clima frío del otoño. Un bollito azucarado que lo calientan partido a la mitad en una plancha, para luego untarle lo que más te guste: nutellla, crema, mascarpone… La textura esponjosa y azucarada con la crema fundida alegran la vida de emigrantes del palo como yo.

Panettone

Haciendo honor a la verdad, de los postres que menos me han convencido. En los supermercados los venden a esgalla, en su momento compré uno de una marca blanca y me pareció bastante insípido (además, esperaba que tuviese pepitas de chocolate, pero se trataba realmente de uvas pasas). No niego que tal vez otras marcas o uno casero puede resultar delicioso, pero el de la marca Clever non è così…

Pampapato

Un postre de nombre rimbombante que tampoco me ha convencido demasiado, pero que me gustaría comentar. Originario y típico de Ferrara, consiste en una pieza redonda de chocolate negro y duro que en su interior contiene frutos secos y entre ellos un toque picante con peperoncino (aunque apenas perceptible). Tal vez para los amantes del chocolate negro este dulce les puede gustar, pero a mí no me representan…

Gelato di pistacchio

Sonia, una de mis compañeras leonardiles, se lamentaba de no probar en Italia el helado de pistacho porque era algo muy típico de aquí. Decidí atender su consejo y en el ya citado Pellicano me sirvieron un cono con una bola de este sabor y otro de nocciole (avellanas). Estos dos sabores, que me sonaban bastante raros para un helado, resultaron ser una combinación curiosa y rica. Se lo aconsejo a aquellos que se animen a tomar un helado por estas tierras, para que su paladar conozca nuevas sensaciones.

Cannoli siciliani

Vale. Desde que probé este postre en las fiestas de Santarcangelo, mi estancia Leonardo ha dado un giro radical. Desde entonces, he desarrollado una obsesión gastronómica similar a la que sufrí el primer año de carrera con los Schoko-bons. ¿En qué consiste? Una masa dura enrollada, rellena de ricotta (crema con levísimo aroma a queso) en el que la fusión de estos dos elementos hace que llegues a universos de sabor apenas explorados a lo largo de tu vida. Tal vez me esté pasando, pero a mí este postre sólo me evoca poesía… Sin lugar a dudas, junto a los Pastéis de Belem, mi Premio Revelación Cocho 2011 tiene propietario…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s