Breaking Bad a la española

Maravillado por el desarrollo de la quinta temporada de Breaking Bad, en la que Walter White está a punto de alcanzar la cima del negocio de la droga antes de despeñarse montaña abajo, se me ocurrió la siguiente cuestión: ¿qué pasaría si en España se decidiese adaptar Breaking Bad? ¿Os parecería algo muy descabellado? ¿Os tengo que recordar que no hace tanto tiempo se adaptó una emblemática serie yanki cuyo nombre no quiero acordarme, pero que en la cabecera un tal Dani Martín berreaba ‘cheairs’? Ahora que estamos sentados, vamos a imaginarnos cómo sería el asunto…

Para empezar, nada de Breaking Bad: aquí el título de la serie sería algo Cristales azules. No nos andamos con chiquitas, aquí las cosas por su nombre, no vayamos a complicar la historia. Modesto Pardo, un gris profesor de química de instituto, sufre un giro de 180º  en su vida cuando le diagnostican cáncer. Debido a los altos costes del tratamiento, incapaces de cubrir con su sueldo de profesor y el dinerillo extra que Modesto se saca trabajando en la jamonería, se le enciende la bombilla: ¿y si cocina metanfetamina para conseguir dinero fácil?

Las caras de esta versión española

Para encarnar al trasunto español de Walter White, quién sino Antonio Resines, nuestro caballo de batalla de la interpretación. Resines está más que rodado en el papel de fatigado padre de familia que lidia en mil batallas, y además de la mano de Enrique Urbizu –quien podría ser nuestro Vince Gillian autóctono- ya había experimentado con papeles más serios, como es el del nombre de Modesto Pardo que cogimos prestado del film La caja 507.

“Yo soy el peligro”

El asociado de Modesto Pardo, Jesús Colorado, en lugar de ser un exalumno como sucede en la serie yanqui, bien podría ser un estudiante que todavía recibe clases del protagonista. Por edad no desentona, teniendo en cuenta la media de los personajes en las series españolas, y que esté en clase permitirá también tener más tramas dentro del instituto y reutilizar decorados de otras producciones. Para este papel, Alejo Sauras es mi elegido: guapete, un diamante en bruto y con ese encanto cándido que le da Aaron Paul, pero en este caso a lo spanish. La primera escena de profesor y alumno cocinando droga en la Jamoneta tiene papeletas para marcar un hito en la televisión española.

“SÍ, PUTA! CIENCIA, SEÑOR PARDO!”

La mujer de Modesto, Sonia Montes, podría ser perfectamente interpretada por Belén Rueda. Entre los dos actores existe química, y la actriz también sabe combinar momentos dulces con actuaciones memorables en discusiones y tensas situaciones familiares. Madre sufridora y cómplice perfecta.

No es tan odiosa, pero bien vale.

Siguiendo esta regla de tres, el nombre del actor que interpretaría a Modesto Jr. cae de cajón: Víctor Elías, pues ya cuenta con una innegable experiencia en este tipo de papeles. Como hijo de Antonio Resines me refiero, vaya.

Dos gotas de agua

Vamos con otro personaje de peso dentro de la serie: el rudo e implacable agente de la ley Hank Schrader, que en la versión española podría ser Juan Escobar. Familiar de Modesto que trabaja como guardia civil muy interesado en perseguir a los maleantes que trabajan en el negocio de las drogas, Jesús Bonilla encajaría a la perfección. Malhumorado, gracioso e histriónico. Y también con cara de tipo duro.

Apatrullando la ciudad

Vamos a centrarnos ahora en un par de malos para hacer más atractivo el cast de nuestra versión cañí. Comencemos con uno de los primeros de la serie y que dejó huella: Tuco Salamanca. Un narco de poca monta que sin embargo acojonaba a cualquiera por ser un desequilibrado mental que no dudaba en forrarte a hostias hasta la muerte como dijeses una frase estando él de mal humor. En nuestra versión, sin ser un calco del papel bordado por Raymond Cruz, Paco León podría hacer una actuación estelar como el Luisma reconvertido en un minicapo tan divertido como letal. Me imagino la escena de Modesto Pardo llevándole ese producto químico que acabaría volándole el despacho, y con Paco diciendo: “¡Claro, como el Luisma es tonto!”. Un clásico instantáneo de la historia de la tele.

Los gangsta del barrio

Otro malo emblemático –por no decir el que más- es Gustavo Fring, el Pollo de la droga. Es necesario alguien que inspire a la vez confianza, respeto y temor. Un hijoputa encantador, como Hans Landa de Inglorious Basterds. En este caso, yo apostaría por un actor semiconocido que con este papel se luciese y aumentase su caché: Jaime Ordóñez, más conocido como ‘el hombre que hablaba rápido en Aquí no hay quien viva’ es una apuesta segura. Ese tono de voz penetrante, cálido y a la vez amenazador es justo lo que necesita un personaje como Gustavo Fernández. Ya me imagino uno de sus frenéticos soliloquios ante un embobado Jesús Colorado. ¡La risión!

¿Lo han entendido?

Y hasta aquí mi cast español para esta nueva versión de Breaking Bad… ¡pero esperad! Claro, la serie es española, hay que adaptar más el producto para el mercado de aquí, ese donde se atiende a lo que piden las productoras y los canales más que a los gustos del público. Entonces, los capítulos en lugar de cifrarlos en cuarenta y pico minutos, estiraremos su duración en unos ochenta aproximadamente. Enlazando con esto, ¿cómo la familia de los Pardo va a estar formada únicamente por un padre, una madre embarazada y un hijo minusválido? Ya que tenemos a Resines, Rueda y Elías, vamos a meter el resto del pack y así cubrir todos los targets de edad y a la vez contar con más tramas para rellenar tiempo. Un incesto entre hermanos –Fran Perea, Verónica Sánchez, bienvenidos otra vez-, un hijo pequeño (el eterno Currito, que aunque esté más crecidito, bien nos vale) que traficará con chocolatinas y una abuela que puede regalar una trama mágica donde confunde sus pastillas con los cristales azules del padre de familia. Ahora sí que sí, tenemos todo para disfrutar de un Breaking Bad a la española. Y si después de liarla parda con las oscuras acciones de Modesto, siempre podremos despertarlo de su cama y pensar que todo lo malo que hizo durante varias temporadas fue solamente producto de sus sueños, que él es un buenazo de tomo y lomo.

Los Pardo que faltaban

Dani, ya puedes grabar la sintonía de la cabecera.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s