Cudillero: Les Cincu Terres Pixuetas

cuds

Enlazando con lo comentado en la entrada anterior, el hecho de ser anfitrión te permite revisitar lugares que certifican que no hace falta irte muy lejos de casa para disfrutar de turismo de calidad. Si bien esta Semana Santa he paseado por bastantes rincones de Galicia, me gustaría hablar de un lugar asturiano que me ha fascinado desde el primer momento que supe de él: Cudillero.

Hace un mes, aprovechando una excursión a otro destino, una pareja de amigos insistió en hacer una parada en ese pueblo costero. No tengo ni idea de cómo a mi edad y con tantos vuelos de bajo coste a mis espaldas no me hubiese enterado antes de la existencia de Cudillero, teniéndolo a dos pasos (y 200 km…no mucho más lejos que Portugal). El caso es que en aquella primera visita no pude disfrutar del pueblo con horas de luz y me había quedado con las ganas de volver a disfrutarlo en todo su esplendor. Y aprovechando este hype de turismo local, tocó regresar por Semana Santa, sin perder el tiempo.

cudi

Mi pequeña obcecación con este sitio nace de que, como buen apasionado de Italia y lector habitual de artículos y blogs de viajes, sé que una de las recomendaciones estrella a la hora de pasearse por la península itálica es la zona de La Spezia denominada Cinque Terre. Esta porción de costa está conformada por cinco pueblos: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Cuando googleas alguno de estos nombres y ves las fotos, resulta imposible no fantasear con un viaje ante tal maravilla de paisajes. Pero el detalle de que la mayoría de estas fotos tienen tales capas de Photoshop para resaltar las coloridas fachadas de estas casas, que teniendo Cudillero tan parecido y tan mano, la envidia no es tanta. Que sí: que si alguna vez tengo la fortuna de ver Cinque Terre en directo, probablemente se me desencajará la mandíbula y me será difícil marchar de allí; pero Cuideiru, sin tanta promoción exhuberante por Internet ni tantas expectativas por cumplir, se ha ganado con derecho una mención de honor en mi cuaderno de viajes.

cachopo

Y a pesar de esta pasión tan repentina, intensa e inexplicable (como casi todas las que tengo) sobre Cudillero, tampoco tengo muchas más referencias sobre lugares de interés ni Historia de las que podáis encontrar por Wikipedia o blogs de turismo. Lo único que puedo recomendar por mi parte es el bar donde paramos a comer (El Bar de Chupis, Plaza Marina, 3)  y donde disfrutamos de un buen cachopo con su sidrina, muy rico y a buen precio. Y los que lleven el coche que no abusen mucho de la sidra, que la carretera que lleva al pueblo tiene mucha curva y pendiente, y no es cuestión de llevar un susto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s