5 apuntes sobre el Saló del Cómic 2016

342_x_34-salon-internacional-del-comic-de-barcelona

Nueva edición del Saló, otra vez la alegría de poder asistir un año más y convertir esta cita en una tradición. Al contar con otros compromisos ociosos/amistosos, sólo he podido pasarme durante los dos primeros días: lo suficiente como para sentir el ambiente y sacar varios apuntes sobre algunos detalles que marcaron el evento en el plano general y personal.

13199376_10153572457407918_1190477301_o

1- El protagonismo de Ibáñez. Desde el mismo cartel ya quedaba patente que el padre de Mortadelo y Filemón iba a ser una de las piedras angulares de este Saló. Una de las primeras cosas con las que me encontré a mi llegada fue un acto de prensa conjunto con Ada Colau y Francisco Ibáñez en el stand de Ediciones B. Además de la exposición flanqueada por sendos Mortadelo y Filemón tróspidos (debe ser una costumbre habitual, vistos los muñecos de Viñetas desde o Atlántico en Coruña), el viernes hubo una conferencia sobre este autor impartida por Carlos Areces y Kiko Da Silva. Mis sentimientos hacia Ibáñez son encontrados, porque será por siempre uno de los responsables de mi pasión por el cómic como lector y dibujante, pero es difícil seguir sintiendo ilusión o interés por unos tebeos anclados tan fuertemente en una dinámica de estilo y temática tan viciada durante décadas. Aun así, reconocimiento absoluto al referente por antonomasia del cómic en España.

13214600_10153572457502918_1256825875_o

2- There’s Frank Miller in town. Llegó Frank Miller a Barcelona, y se formó la gosadera. Uno de los grandes reclamos para los aficionados al cómic esta edición. Desde que se anunció la presencia del autor de Sin City, The Dark Knight Returns o 300, ya hubo pases agotados para la sesión de firmas y nervios por el aforo limitado en su conferencia. Por problemas en mi agenda me quedé sin asistir, pero pude verlo en directo, comprobar lo tocado que está el hombre (aunque aun tiene marcha para seguir dándole al lápiz) y la tremenda legión de fans con la que cuenta en España.

13170528_10153572456602918_524106884_o

3- La polémica con las exposiciones “sexuales”. Otro de los grandes titulares que deja este Saló, y una controversia a todas luces absurda. Después de ver varias de las muestras, reconozco que a primera vista me llamaron bastante la atención las ilustraciones de Víctor Puchalski, pero cuando me empezaron a llegar las primeras noticias de que cuadros de desnudos femeninos de Miki Montlló eran retirados por quejas del público, mi primera impresión fue de escepticismo… Imaginaba que sería una maniobra publicitaria para llamar la atención del público generalista (los medios de comunicación y la gente morbosa funcionan así), pero por lo visto al final respondía a una medida que iba en serio. Una pifia en toda regla y coherencia cero: una exposición confeccionada por unos comisarios que se echan atrás ante las primeras críticas de un público que no comparte ese arte… Poca lógica que sienta un mal precedente para un Saló que no supo en años anteriores homenajear a los caídos de Charlie Hebdo o la banda de Orgullo y Satisfacción.

13170582_10153572457477918_2095591840_o

4- Las otras exposiciones: Vehículos de Cómic y Tintín y las lenguas. Polémica sobre dibujos sexuales y Mortadelos aparte, hubo más exposiciones que pasaron a segundo plano. Muy interesante la zona dedicada a las versiones reales de vehículos presentes en distintos álbumes (Superlópez, Blacksad, Dylan Dog…) o también la que repasaba las aventuras de Tintín traducidas en más de cien idiomas. Me resultó curioso que de las lenguas de España, la única ausente en el panel fuese el galego, mientras que en catalán, vasco y castellano tuviesen su presencia. Navegando por Google, un blog informa de que sí existe una versión editada por Juventud en 1992; desde entonces no se han visto más reediciones.

13199532_10153572457392918_529009933_o

13214833_10153572458547918_1385123683_o

 

 

 

 

5- Corriendo tras Zerocalcare y Paco Roca. Este año no he podido dedicar mucho tiempo a hacer cola para conseguir firmas ni dibujos de artistas en el Saló; sin embargo, fuera de él he podido conseguir originales de dos grandes de primer nivel. En el FNAC de Plaça de Catalunya y después de hora y media de cola, he conseguido un dibujo del fenómeno italiano del momento: Zerocalcare. He flipado por la enorme paciencia y atención que ha tenido con todos los que se han acercado a por su firma (haciendo dibujos incluso de personas que le enseñaban por el móvil). Y una vez terminado del Saló y embarcado en otra visita por Sevilla, la casualidad hizo que pudiese contar con el original de otro grande: Paco Roca, que aun sigue y seguirá mucho tiempo hablando de esa joya que es Arrugas. El detalle simpático es que el hombre tiene como estuche para su material de dibujo la funda VHS de ‘Jesucristo Superstar’. Muy pro el hombre!

13199391_10153572456322918_3469068_o

Y hasta aquí todo el pescao vendido, ojalá que para el año puedo compartir más impresiones desde el Saló (fronteras o no mediante).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s