Babia Sherpa Tour: Lo Imprescindible

babia

La pandilla conocida como Beerrunners Coruña son gente molona con planes molones. Pero también están un poco mal de lo suyo, todo sea dicho. Cuando comencé a asistir a sus quedadas meses atrás, me comentaron la existencia de un evento muy seductor: la Babia Sherpa Tour, una carrera de montaña por parejas con noche de acampada.

Y como este 2016 estoy bastante pasado de rosca en lo que a retos deportivos se refiere (debut en maratón y triatlón sprint), decidí sin pensarlo en absoluto que mi estreno en trail fuese aquí. Algo así como perder la virginidad con una actriz de una peli para adultos: una experiencia inolvidable, única e irrepetible, pero donde dar la talla cuesta sangre, sudor y lágrimas. Y algunas uñas perdidas por el camino.

En la web oficial están explicados todos los detalles de la carrera, pero os lo comento muy por encima para haceros una idea rápida: el sábado de tarde se arranca desde Huergas de Babia, por un lado los corredores haciendo un circuito de 10-12 km de curiosa dificultad, y por el otro los sherpas en un recorrido más sencillo de 8-9 km, pero con la complicación de cargar con la mochila con el material de acampada. Al llegar al campo base, se pasa la noche allí con el resto de inscritos y el domingo por la mañana cada pareja se vuelve a separar para hacer el circuito correspondiente (16 km los sherpas, 19 km los corredores) hasta llegar a San Emiliano.

Lo bueno de esta carrera es que te permite plantearte de verdad y de otro modo la clásica pregunta de qué te llevarías a una isla desierta. En esta ocasión, asumí el rol de corredor y mi espalda no tuvo que sufrir muchos daños, pero mi querido sherpa Berto tuvo que cargar con lo imprescindible para la supervivencia de una noche en la montaña entre tramos de carrera. Escribo este post para dar ideas a la gente que participe en esta experiencia -o en alguna parecida- sobre lo que debería priorizar a la hora de cargarse con material. Aquí va un listado para evitar, sobre todo, pasar frío, hambre y sed:

  • Tienda de campaña y sacos de dormir: lo más voluminoso y pesado, probablemente. Hay que atender a que no ocupen demasiado espacio y que protejan bien del frío (en el Babia Sherpa Tour, la tienda de campaña te la da la organización). Y aquí está el problema añadido de la comodidad y la capacidad de aislarse de la humedad. Otros beerrunners llevaron colchoneta de playa y esterilla para evitar contactar con el suelo frío y mojado, no sabría decir cuál es la mejor opción, teniendo en cuenta que el sherpa tiene que cargar con ello. En nuestro caso, llevamos cojines hinchables para apoyar la cabeza (desaconsejado; como comentaba Berto, mejor dormir con ropa metida en la funda del saco para hacer de almohada o un cojín de verdad) y mantas térmicas. Pusimos unas en el suelo de la tienda que ayudaron a aislarnos de la humedad, pero el resto de mantas que tuvimos por encima del saco y fuera de la tienda eran una pesadilla: la sensación y el ruido de estar durmiendo entre envoltorios de caramelo a cada movimiento, eran un martirio constante.

13493396_10153658515492918_734882439_o

  • Mudas y ropa limpia: hay que intentar ir con lo básico para no empezar a cargar de más la mochila. En mi caso, llevé unas mallas y una camiseta extra para hacer de pijama y ropa para el domingo por la mañana, un forro polar y dos pares de calcetines. Eché en falta llevar otro par extra de calcetines o calzado muy ligero (sandalias o chanclas) para descansar los pies, teniendo en cuenta que por la noche empieza a estar mojada la hierba. Y lo dicho, hay que atender a que en la mochila hay que meter mudas para cada uno y evitar peso innecesario. Como corredor, en mi mochila de camelback (las que tienen una bolsa de agua con tubo para beber) llevé también un cortavientos y unos guantes que buena falta me hicieron.
  • Provisiones de comida y agua: aquí ya depende al gusto del consumidor y también de ser consciente de lo que debe primar en una situación de supervivencia. Desde la propia organización ya te avisan que hasta que no llegues a meta el domingo, ellos no ofrecen ningún tipo de avituallamiento. Cuando llegamos el sábado a la zona de acampada y comprobé que nuestra botella de agua de 1,5 estaba por terminar, reconozco que me inquieté bastante. Por suerte, había un arroyo cercano donde poder rellenarla, pero prestad atención a ese dato: que el corredor y sherpa lleven cantimploras para ellos y una buena cantidad de agua por si acaso no existe posibilidad de conseguirla en el camping y aguantar hasta la meta del domingo. En cuanto a la comida, en nuestro caso llevamos dos tuppers de pasta, cuatro bocadillos (que sobraron dos de ellos), galletas y frutos secos. Pero lo dicho, cada uno sabe cuál es su fuente de energía: Heli se inclinó por llevar bocatas de Nocilla, David por una botellita de licor café… Una buena idea para entrar en calor es comprar sopa o café autocalentable, estando frío se agradece meter algo caliente en el estómago. Y también hay a quien le funciona lo de las barritas energéticas, geles de cafeína o bebidas isotónicas. Lo dicho: llevar alimento para recuperar fuerzas del gran esfuerzo del primer día y tener reservas para el siguiente.
  • Otro material a tener en cuenta: la propia organización te regala un frontal para tener luz de noche, por lo que la linterna no es necesaria. Como corredor, no tengo palabras para agradecer la idea de pillar un bastón plegable de senderismo: iluso de mí, me preocupaba el hecho de no haber corrido nunca con algo así, pero cuando empezó a pesar más sobre mi mente la idea de sobrevivir a la de competir en medio de una cuesta inclinadísima, ese bastón se convirtió en mi único y mejor amigo en la Tierra por unos minutos. Importante también llevar crema solar para la cara sobre todo, y valorar el hecho de llevar algún medicamento (ibuprofeno, paracetamol…), papel higiénico, toallitas húmedas o kleenex (por lo que pueda pasar) o material para heridas/rozaduras (vaselina, tiritas, protector labial…). Tal vez valorar el llevar cosas menores como tapones para los oídos, alguna bolsa de plástico por lo que pueda ser para la ropa sucia o guardar el calzado por la noche o lo que cada uno considere conveniente…  Si alguien ve que en este listado que hay cosas que sobran o que faltan, se aceptan sugerencias en los comentarios!13493421_10153658516132918_1183316609_o

Y hasta aquí mis observaciones de esta experiencia tan molona. El primer día pensé en morir, el segundo volví a la vida. Cada uno de los que participamos tenemos varias batallitas que contar, porque estar en Babia da para mucho. Lo mejor que puedes hacer más que escuchar y leer sobre esta aventura, es intentar vivirla en cuanto tengas oportunidad. Y que en el momento de máximo sufrimiento y agonía en medio del recorrido, le desees lo peor a quienes te recomendaron ir… para agradecerlo cuando llegues a meta. Y recuerda: el dolor es pasajero y la gloria es eterna. O eso dicen.

babia2016

 

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s