Desafío Bomberos Coruña: Jugando con Fuego

desafio-bomberos

En esta precoz crisis de los 30 que estoy teniendo a mis 28 años, todavía sigo participando en todo tipo de competiciones y carreras para encontrar mi límite físico y mental. No contento con haber superado un maratón, un triatlón sprint o una carrera de montaña con sherpa incluido, tocaba un reto con más color: el Desafío Bomberos de A Coruña.

Para mí era toda una incógnita participar en una carrera de este estilo. Había oído hablar de las Gladiator y las Spartan Race, donde todo el mundo aparece en las fotos llenos de barro, magullados y agotados por el esfuerzo después de pagar una cantidad considerable en la inscripción. En otras palabras, tenía todos los elementos para interesarse en participar, o sea que cuando una amiga me propuso inscribirme a la primera edición del Desafío Bomberos, no lo dudé ni un instante. Y eso que soy un hombre de darle más a la pierna que a los brazos, y sin entrenamiento real en todos los músculos de mi cuerpo, me iba a tocar sufrir de lo lindo.

Esta iniciativa, impulsada por el cuerpo de bomberos de Coruña, tenía como fin recaudar fondos para poder sufragar los gastos de la participación en las Olimpíadas de Bomberos que se celebrarán en Canadá el próximo año. Al final, algo menos de cuatrocientos participantes montamos nuestro particular Escuadrón Suicida preparados para una mañana legendaria. Ubicado en el parque de Bens (“y pensar que todo esto era antes un BASURERO“, proclamaba el speaker con cierto tono de augurio), se montaron un circuito de 7,5 km con más de 30 obstáculos rodeando todo el parque, con zonas de bosque, caminos de tierra, cuestas interminables, estanques y correosos muros.

Me gustaría poder explicar detalladamente cómo fue todo el recorrido, el orden de las pruebas y las dificultades que entrañaba cada obstáculo, pero para no dejar muchas pistas y contribuir lo justo a dejar el misterio para que la gente se anime a apuntarse en una futura edición, dejaré un listado de los retos que me vienen a la cabeza:

  • Saltar fuego: al principio y al final (muy poco hábil tienes que ser para no superar las llamas, por mucho que imponga la idea).
  • Escalar y sortear paredes de madera: hubo un par de ellos y sin duda eran de las pruebas más complicadas, si no las tienes bien preparadas (como fue mi caso).
  • Cargar con neumáticos y extintores en trayectos delimitados: si has realizado alguna mudanza, tampoco tiene mucha historia.
  • Pasar por encima de coches desguazados: de las pruebas más entretenidas, porque nunca te planteas hacer eso en tu vida diaria y la verdad que tiene su coña.
  • Arrastrarse por el suelo: bajo redes y sobre barro, alambres de espino y piedras… Un tormento, pero pensad que Jesucristo hizo cosas parecidas y en lugar de una bebida isotónica y una medalla acabó en la cruz, o sea que no es para tanto.
  • Trepar por una cuerda hasta tocar el final: de las mayores pesadillas para mucha gente, pero no sé qué tipo de sustancia llevaría encima en ese momento, que no me pareció gran cosa
  • Nadar en un estanque: de las últimas pruebas y las más agradecidas, para limpiarte todo el sudor y mugre acumulado en anteriores obstáculos (aunque si pienso en la calidad del agua que había allí, no es que fuese tanto alivio…)

…y hasta aquí puedo leer! Y te preguntarás… ¿qué pasa si no tienes la fuerza o el valor para superar alguna de estas pruebas? Pues que te tocará pagar la penalización con 10 burpees. Y esto no significa que tienes que soltar diez eructos, si no que se trata de hacer flexiones en el suelo acompañadas de un salto después de ponerte de pie. A mí me tocó hacerlo una vez (no tenía fuerzas ni paciencia para ir atravesar colgado de barras un estanque), pero cuantos menos burpees te toque pagar, mejor para no quemarte tanto.

Y entre que la organización fue majísima (salvo el de mis burpees, que como buen y estricto profesional, me hizo cumplirlos todos), los alegres voluntarios (un único punto de avituallamiento… esa voluntaria fue el mejor obstáculo de todos) y el ambiente genial, pues quedaron ganas de que se repita la experiencia para el año. Ojalá los organizadores saquen fuerzas y la gente sepa responder a una iniciativa tan chula!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s