Top 5 Circuitos Mario Kart 64

Segunda entrega de este repaso a las mejores pistas de la mejor saga de todos los tiempos. Abrocharos el cinturón: IT’S A NINTENDO SIXTY FOOOUR!

Mi experiencia personal: el primer Mario Kart al que jugué en mi vida. Y ya sabéis, las primeras veces son difíciles de olvidar… En A Baña, en casa de mi prima Helenita, me vienen a la memoria tardes de juguetes, sandwichs calientes de queso fundido y jamón york, capítulos de Buffy Cazavampiros… Y partidas infinitas al Goldeneye y al Mario Kart. Recuerdo imborrables de infancia… Y ahora, estas partidas se viven desde el emulador de la N64 en la Wii U; esta es mi selección:

5. Toad’s Turnpike

n64-toad-turnpike

Si te fijas sólo en la imagen, seguramente la primera impresión es la de un circuito soso, aburrido y sin complicaciones. Pero a pie de pista y con la luz verde encendida, la cosa cambia: el trazado tiene lugar en medio de una autopista que parece la M30 un lunes por la mañana. No apto para conductores estresados…

4. DK’s Jungle Parkway

n64-dk-jungle-parkway

Un circuito con largas y amplias rectas que dan margen a derrapar, y cuyo encanto principal se encuentra en el tramo final: un estrecho puente de madera y una cueva donde atajar si la fortuna te sonríe con los objetos que tengas…

3. Mario Raceway

n64-mario-raceway

Un circuito de poca exigencia al volante, pero cuya presencia al aire libre da mucho margen a la hora de utilizar objetos para mosquear al personal… y atajar por la hierba si los champiñones y las estrellas lo permiten.

2. Royal Raceway

n64-royal-raceway

Similar al anterior en cuanto al tipo de trazado, pero mucho más divertido por las curvas, sobre todo las que se encuentran antes de cruzar la meta después del salto al lago del castillo.

1. Yoshi Valley

n64-yoshi-valley

De los circuitos más peculiares, inolvidables y con más carisma de toda la saga. Lo primero: en la versión de la N64 no sabes hasta el final de la carrera en qué posición te encuentras. Lo segundo: no hay un circuito preestablecido, por lo que tienes que guiarte por tu intuición (y después por tu experiencia) para imaginar cuál es el recorrido más corto. Y por si no era suficiente, lo tercero: un absurdo huevo gigante de Yoshi rueda en la plaza final dispuesto a aplastarte antes de abandonar el valle. ¡Toda una experiencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s