Memes

Longcat is loooooong

Siguiendo con mi servicio social de expandir la cultura gatuna de Internet, el protagonista de hoy es el gato más grande nunca visto. Para ser más preciso, se trata del gato más LARGO nunca visto. Con todos vosotros, Longcat.

Loooooong!

En esta ocasión, la historia no tiene tanta chicha como la de Keyboard Cat. Este felino surgió de ese pozo maravilloso de sabiduría, desviaciones y desvaríos inimaginables que es 4chan. Un anónimo subió la foto de su paciente mascota que puso su cuerpo en peso muerto exhibiendo su impresionante longitud. Todo quedaría aquí, pero otro hombre decidió hacer lo mismo con su gato. Dado que era también increíblemente largo, con un pelaje muy oscuro y una mirada roja por los ojos del flash de la cámara, los usuarios de 4chan lo consideraron como su reverso tenebroso y lo bautizaron con el nombre al revés: Tacgnol.

Soooo loooooong!

Aunque resulte impresionante a primera vista, otros gatos anónimos que todavía no han saltado a la fama también están esperando su oportunidad para alcanzar la popularidad gracias a sus excepcionales proporciones o su enorme parecido con Longcat. Como diría la chica del anuncio de JessExtender, “a mí, me gustan grandes”.

Looooong Martín!

Y para terminar esta extensa actualización donde cuenta más la imagen que la palabra, finalizo con uno de los dibujos más chachi molones que nunca se han hecho de este felino. ¡Larga vida al largo gato!

La verdadera historia del Keyboard Cat

Después de un arduo ejercicio de investigación- poner ‘fatso keyboard cat’ en Google-, una web me ha revelado por fin los datos necesarios para comprender el porqué del fenómeno donde un simpático gato pianista play him offeaba los vídeos de hostias de YouTube. Pero más allá de ese fenómeno, me interesaba más el origen de este prodigio felino y de la mente que concibió tal filón. Encended el Condensador de Fluzo, nos vamos hacia el final de la década de los ochenta.

No sé si os da mal rollo el tipo de la imagen, pero a mí bastante. Se trata de Charlie Schmidt, un comediante de EEUU de aquella época prodigiosa donde todo maravillaba y sigue maravillando. Ahora llega lo más acojonante del asunto: este hombre era famoso básicamente por su habilidad de mover la nariz cantando canciones de Tom Jones. Como lo oís. Si no me creéis, dentro vídeo:

Una vez conocido a este individuo y sus habilidades artísticas, más aumentaba mi preocupación por el pobre minino ante semejante psicópata. Pues bien, a Charlie le gustan los gatos y sobre todo su mascota ‘Fatso’. En aquella época de desenfreno y locura, decidió grabar a su gato Fatso utilizándolo como marioneta frente a un teclado. El resultado es bastante gracioso, pero la sospechosa tranquilidad de este felino separa a los internautas: algunos ven esto como una genialidad y otros como una crueldad. Me encontraba en el primer grupo hasta que descubrí los credenciales de el individuo que ideó esto, ahora temo por el gato. Fatso, que se ha ganado la inmortalidad desde su llegada a Internet, dejó este mundo en el año 2000, esperemos que lejos de las artimañas de su dueño.

Y bueno, ahora llega la parte con menos chicha, pero ya que saqué el tema, habrá que terminarlo. Charlie redescubrió el VHS con la grabación de su minino en 2007, por lo que decidió compartir su magia con el resto de usuarios de YouTube. Un par de años más tarde, un joven texano de 23 años llamado Brad O’Farrel al ver el vídeo marcó el patrón a seguir. Decidió mezclar con la ternura y simpatía del gatito un vídeo realmente horrible para provocar la risa con esa oposición. El otro vídeo era radicalmente distinto: una grabación por móvil donde se ve a un par de minusválidos que bajan con sus sillas de ruedas por las escaleras mecánicas de un centro comercial. La primera de ellos lo hace con destreza, el segundo no tiene tanta fortuna y se cae hacia atrás por las escaleras dando una serie de vueltas de campana- este vídeo ahora mismo ya no se encuentra en YouTube-. En fin, una idea un tanto controvertida, pero que luego derivó en todo tipo de mezclas menos heavys, donde Fatso pone la nota alegre al asunto.

Disfrutadlo y no dejéis que quede en el olvido: