Viajes

Cómo preparar el París – Dakar en Santiago de Compostela

parisdak

Galicia tiene muchísimos motivos para atraer todo tipo de turismo: naturaleza, gastronomía, cultura, religión… Y además del enorme atractivo que ofrece una ruta como el Camino de Santiago, en Compostela existe una ruta de otra índole para realizar un curioso peregrinaje etílico… Os hablo de la famosa ruta París – Dakar.

(más…)

Cudillero: Les Cincu Terres Pixuetas

cuds

Enlazando con lo comentado en la entrada anterior, el hecho de ser anfitrión te permite revisitar lugares que certifican que no hace falta irte muy lejos de casa para disfrutar de turismo de calidad. Si bien esta Semana Santa he paseado por bastantes rincones de Galicia, me gustaría hablar de un lugar asturiano que me ha fascinado desde el primer momento que supe de él: Cudillero.

(más…)

Enter the Parque del Pasatiempo

12381242_10153451873127918_847934825_o

A veces el mejor turismo que puedes hacer es el que te queda al lado de casa. Recibir visitas es una oportunidad magnífica para revisitar aquellos lugares a los que no prestamos mucha atención porque ‘cualquier día’ podríamos acercarnos. Se llega a agradecer incluso que por una razón o por otra un lugar no esté bien promocionado, para poder disfrutarlo sin estar absorbido por nebulosas de turistas más preocupados en lo que queda almacenado en su cámara que en lo que puedan contemplar en directo.

Esta Semana Santa ha tocado acoger una visita que está descubriendo Galicia por primera vez, y después de atiborrarla de pulpo, parrochiñas y Estrella Galicia, estamos en proceso de pasear para hacer la digestión. No hay vidas suficientes para poder contemplar todo lo hermoso que ofrece Galicia: desde as Rías Baixas, subiendo hasta Costa da Morte, paseando polas Fragas do Eume, admirando a Mariña Lucense e os Cañóns do Sil… Nuestro radio de acción desde Coruña era limitado en el día de ayer, así que decidimos hacer una visita a la antigua capital de las Siete Provincias del Reino de Galicia: Betanzos.

12887282_10153451891027918_1948092597_o

En otro contexto y condiciones, ya me había pasado por allí (quien conozca a festa dos Caneiros y todo lo que ello implica, sabe a lo que me refiero), por lo que agradecí bastante visitar la ciudad a otro ritmo y en plenas facultades. Aparte de pasear por sus calles y disfrutar de su tortilla, decidimos pasarnos por el Parque del Pasatiempo. En mi caso, la idea que tenía sobre ese sitio era la de un parque de juegos construido hace poco por algún alcalde, para que los niños disfrutasen de una tarde de diversión entre columpios y toboganes… Nada más lejos de la realidad.

Por fuera, tiene toda la pinta de ser una residencia abandonada en ruinas empezando a ser devorada por la vegetación. Pero a medida que te vas internando en lugar, el único denominador común que puedes sacar de todo es… el bizarrismo. Cuando llegas y ves que en una de las paredes  en lugar de tener un mapa del lugar te encuentras con el árbol genealógico del Capital, sabes que cuanto menos será un sitio peculiar. Y cuando te ves inmerso en una cueva laberíntica con ninguna ruta predefinida y múltiples recorridos, no sabes ni dónde te has metido.

12443305_10153451875022918_2122479987_o

En lugar de colgar por aquí mi carrete de fotos o comentaros cada esquina de este sitio, os animo a que os paséis por allí. De mi experiencia vital, sé que las cosas buenas no duran para siempre, y ahora mismo el Parque del Pasatiempo tiene acceso libre. Si queréis acudir un poco documentados, en Wikipedia tenéis una entrada con bastante información sobre el lugar, y googleando encontraréis algunas referencias sobre el horario de apertura. Aprovechad esta oportunidad de pasearse por un parque enciclopédico para divertirse, aprender o tener después bonitas pesadillas.

7 cosas que no sabias de Poggiardo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Amici e amiche, per prima volta cominciarò a parlare di un luogo incredibile che puoi trovare nel Salento e che si chiama POGGIARDO. Alora… Sabias que…

(texto escrito con fallos ortograficos debido a la ausencia de un teclado italiano, intentare corregir cuanto antes para que no os sangren mucho los ojos)

… Poggiardo existe? Seguro que no! Situada a una hora en tren de la ciudad de Lecce (donde comienza la zona italiana conocida como el Salento), es un pequenho pueblo de 6.000 habitantes. Si no me crees, comprueba su existencia en la entrada de Wikipedia.

los domingos Poggiardo deja de existir de la faz de la Tierra? Cuenta la leyenda que pasan un par de buses este dia, pero no es seguro. Lo que es seguro que no pasa el tren, las tiendas no abren y la poblacion de Poggiardo pasa a ser como la tripulacion de la Perla Negra de Piratas del Caribe.

…si Philleas Fogg, el celebre protagonista de la historia de Julio Verne, hubiese decidido pasar por Poggiardo para dar su vuelta al mundo, se hubiese comido una mierda bastante interesante en su apuesta? (un breve ejemplo, para llegar a Reggio Calabria te hacen falta 3 trenes y mas de 9 horas, telita…)

…en 2020 pasara a formar parte de la Republica de Turquia? Teniendo en cuenta la indiscriminada e incomprensible filosofia del Servicio de Voluntariado Europeo practicada por cierta Asociacion Cultural del lugar, se estima que la poblacion turca de Poggiardo sera de un porcentaje del 57% y por ende, se incorporara al pais otomano para facilitar la vida de sus conciudadanos. De hecho, se teme por las confrontaciones que pueden surgir con otros pueblos vecinos, como Muro Leccese y la celebracion de su fiesta del cerdo Porcu Meu.

George Lucas y Steven Spielberg pensaban rodar la quinta parte de la saga Indiana Jones en Poggiardo? El titulo era ‘Indiana Jones y la compra de pan mas alla de las seis de la tarde’. Sin embargo, el proyecto se cayo en la fase de preproduccion cuando se comprobo que el argumento era inverosimil a mas no poder.

…el origen del nombre de Poggiardo? Existen dos teorias: una que sostiene que deriva de ‘Buey’ (Bo/Po-ggiardo) en referencia al animal que se paro a beber en este lugar despues de que asi lo decidiesen tres feudales italianos para establecer una nueva ciudad. Otra se dice que ‘Poggia’ viene de ‘Poza’, como lugar que tiene agua estancada. Pero bueno, si, yo tambien creo que Poggiardo viene de polla.

…si dices Poggiardo tres veces delante de un espejo, pasaras a vivir para toda tu vida alli? A ver si le echas bemoles al asunto…

Varias cosas que tal vez no sabías de Polonia

Love-sticker-image-Red-400x266

Después de la bonita experiencia de visitar a grandísimas personas en la bella ciudad de Wroclaw, rescato aquí algunas curiosidades que me dejó el viaje (dentro de lo que mi corta e inexacta memoria me permite…):

– La patria polaca cuenta con muchas figuras insignes que han marcado una época: desde Lech Walesa, Karol Wojtyla, Copérnico, Marie Curie… El último al sumarse a esta lista de grandes nombres y que aun no cuenta con fama internacional es Arturek, un loro polaco que reparte besos y hace las delicias de la población con sus vídeos de YouTube.

– Los polacos sienten un odio visceral hacia sus vecinos teutones, algo comprensible teniendo en cuenta las constantes perrerías alemanas en la primera mitad del s. XX. Pero en cuanto a manía a los extranjeros, España no anda muy lejos, aunque por otras razones. Básicamente, el motivo es el clásico conflicto internacional de ‘los extranjeros vienen aquí a robarnos a nuestras mujeres‘ extendido entre muchos países, pero acentuado según aseguran mis fuentes en el ojo del huracán.

scale

Polaca disfrutando, polaco preparado para hostiar

– Un apunte que tal vez parezca una observación nimia pero que también es muy reveladora, es que los establecimientos de hostelería cuentan también con esas endiabladas servilletas de papel que son disfuncionales a más no poder. Pero en este caso, aparte de no cumplir su cometido, están colocadas estratégicamente para que cuando intentes sacar una de ellas, el resto se vaya a tomar por saco. Doblemente inútiles, doblemente jodonas.

Quien ideó este sistema se quedó bien descansao

Quien ideó este sistema se quedó bien descansao

– Polonia es una nación rica en cultura, como demuestra su amplio repertorio musical en el que encontramos estilos tan peculiares como el discopolo. Este subgénero se caracteriza sobre todo por contar en los últimos tiempos con una ristra de videoclips en YouTube sin desperdicio: cantantes malotes, coches potentes, tías buenas, armas y fajos de zlotys; todos elementos clásicos del imaginario gangsta que sobre el papel suena muy bien, pero que si no lo llevas bien a la práctica te puede quedar un resultado un tanto extraño.

– A la hora de tomar vodka en buena compañía se suele acompañar cada trago con un pepinillo, cosa curiosa. Por lo visto esta costumbre no se limita a la cultura polaca, sino que se lleva bastante por los países de Europa del Este. Otro dato etílico bastante curioso consiste en unas gominolas conocidas como ‘ositos ahogados’ que consisten en los clásicos ositos de gominola, pero empapados de un baño de alcohol tras varios días, aumentando su tamaño. Vaya, como Ernesto de Hannover, pero en blandito y de colorines.

5131116-un-close-up-de-la-copa-de-vodka-pepinillos-en-vinagre-y-un-trozo-de-pan-negro

Siempre es verano con el pepino en la mano

– Como último apunte, una recomendación de mi colega afincado allá. Lo habitual si vas a Polonia es que acabes visitando países cercanos y aprovechar para hacer turismo. Pues antes de animarte a hacer la ruta, lo mejor es disfrutar de la peli de Hostel de Eli Roth. Y luego ponerte a hablar de ella durante los largos viajes en bus o tren por las pocos transitadas carreteras de Europa del Este, por si acaso te quedas tirado en el camino y toca pasar la noche un caserón alejado de todo atisbo de Humanidad. Risas mil.

Europa del Este, ese mundo por descubrir

Europa del Este, ese mundo por descubrir

Rimini Rimini: Un anno dopo

A estas alturas hace un año me encontraba veraneando como nunca en las playas de Rímini. No entraba en mis planes iniciales optar por una beca Leonardo de prácticas en el extranjero, pero una vez quemadas casi todas las naves académicas, no perdía nada en esta especie de espejismo laboral. La experiencia fue muy enriquecedora en múltiples aspectos, aunque en términos de currículum solamente supusiese un par de frases más en un trozo de papel que no dice demasiado de mí (aunque los de Recursos Humanos opinen lo contrario).

He de reconocer en mi ignorancia geográfica que hasta que me concedieron la beca para esta ciudad a las orillas del Adriático, no sabía nada de Rímini. Justo había coincidido la emisión de un reportaje de Callejeros Viajeros en el que vendían la ciudad como un santuario de la fiesta, el despendole y la carne fresca en la playa. Algo que bueno, vale, no está mal, pero tampoco entraba en mi ideal de ciudad en la que habitar una temporada. Quería conocer algo más del lado cultural de Rímini, y la Wikipedia se encargó de recordarme quien era oriundo del lugar: Federico Fellini.

¡Qué grata sorpresa! Fellini, uno de los directores italianos más conocidos en el panorama internacional, premiado en varias ocasiones por la meca del cine. Vivir una temporada en su localidad natal, probablemente trufada de anécdotas y rincones donde se respirase el cine, sería fantástico… pero no es así. En su casa/museo, el encargado me dejó bien claro que ninguna de sus producciones llegó a enseñar Rímini al resto del mundo. ¿Y Amarcord, en la que Fellini evoca lugares y recuerdos de su infancia y juventud? Pues fue grabada en un estudio de Roma que contaba con decorados que evocaban lugares de la villa adriática donde creció y crió el director. Po vaya…

O sea que todo el cine que se podía respirar en Rímini aparte de la casa/museo que permaneció casi todo el tiempo cerrada en mi estancia (¡ouch!) era un premio de cine al que acudió el año pasado Terry Gilliam y que me perdí porque no me enteré (¡double ouch!) y una serie de calles cercanas a la playa con nombres de películas italianas. ¿De verdad que no iba a existir ninguna película que hiciese justicia a la ciudad de Rímini, que mostrase sus rincones con más encanto o intentase atrapar su atmósfera? Sí y no. Porque unos meses después de volver de mi experiencia italiana, pude encontrar y visionar Rimini Rimini (1987) de Sergio Corbucci.

Durante su visionado me quedé completamente petrificado. Esta no era el Rímini que me gustaría recordar, si no el Rímini cuya imagen distorsionada se empeñan en ofrecer. Corbucci, el director de la película Django (1966) –la cual Tarantino ha tenido a bien ‘homenajearla’-, realizó a finales de los ochenta esta película equiparable en calidad cinematográfica a las de Pajares y Esteso, donde se mezclan diversos episodios de humor rancio y casposo. Una mujer que va a veranear a Rímini para pillar cacho, un defensor de la moral que se pone muy burrote cada vez que una mujer pechugona lo pone a prueba, un ejecutivo que contrata a una prostituta para embaucar a un magnate y conseguir un contrato…

La película, salvando un par de frases ingeniosas y algún momento antológico, es mala a rabiar. Pero aun así, tiene ese encanto de lo cutre que tantas veces me encandila. Y a mayores, Rímini de fondo, lugares en los que compartí muchos momentos con personas queridas: la estación de tren, la playa, la Piazza Tre Martire, el Grattacelo donde curraba… ¡incluso el Vaticano de Italia in Miniatura! Y lo mejor/peor, el hermano de Sergio, Bruno Corbucci, no contento con lo hecho por su hermano, decidió estirar la poco apreciada popularidad riminesa y crear Rimini Rimini: un anno dopo, película más difícil de conseguir. Algún día me animaré a conseguirla y sorprenderme con nuevas aventuras en lugares conocidos…aah, chi lo sa’!