24 horas

As 24 Horas de Angôuleme 2016

abc

Outro ano máis (e xa van tres consecutivos) puiden participar no duro reto das 24 horas de Angôuleme: unha conta atrás para debuxar un cómic nese tempo límite e con limitacións temáticas e formais. Este ano o formato foi moito máis benévolo, o único estrés foi manter o ritmo, porque consistiu en tres tandas: cada oito horas (15.00 a 23.00 / 23.00 a 07.00 / 07.00 a 15.00) saía unha norma para oito páxinas. E bastante liberdade creativa, porque foron ben sinxelas: a primeira tanda consistía nunha personaxe A relatando unha escena (con ou sen texto), a seguinte nunha personaxe B contradicindo esa escena e por último, unha personaxe C pechando a historia. O máis complicado era organizar o tempo para poder descansar, pero tendo todo o día libre, ben aproveitado quedou o asunto.

 

Como saberedes os que me tedes por Facebook, ou botando unha ollada ás miñas últimas publicacións no blog, últimamente ando bastante pesadiño co tema da política e das eleccións xerais en España. Non é para menos, debido á bastada de saturación mediática e o comportamento delirante da prensa. Precisamente, as portadas do ABC que encabezan esta entrada son unha das cousas que teño metidas nos miolos a día de hoxe e que remataron por marcar a miña participación deste ano no reto de Angôuleme. Fixen unha historia sen texto para intentar chegar a máis público internacional, pero teño que recoñecer que o meu universo creativo ás veces é tan retorcido e miope, que o final quen poderá chegar a entender a historia será a ‘xente da casa’. E máis aló de criterios estéticos, non estou tan satisfeito co resultado co guion porque debería ter esaxerado a historia relatada por Donatello, cunha visión máis imparcial (xa coñecedes como é Donatello), pero non sabía ben como sería a segunda norma nin tiña a seguridade de que Leonardo sairía á escena. Cousas do directo…

Se queres ler “As tartarugas tamén votan”, velaí vai o enlace.

Istanbul is not for me

01Por segundo año consecutivo, mi participación en el delirante reto de las 24 horas de Angôuleme me pilló en condiciones un poco complicadas, pero aun así llevé adelante la empresa entre la tarde/noche de ayer y un par de horas de la mañana de hoy. Las reglas de este año fueron las siguientes:

Realice un cómic de 22 páginas, una portada y una contraportada a partir de un suceso leído en la prensa:

’’Porque no fue autorizada a tomar el avión con su cachorro, ahogó al animal en un baño del aeropuerto’’.
El cómic alternara una viñeta sin texto y una viñeta con texto.

Y a partir de esta premisa (que aunque siendo extraña, resultó mucho más relajada que la del año pasado) y teniendo muy reciente mi estancia en Estambul, me salió ese experimento, en el que si bien creo que cumplí perfectamente la alternancia de viñetas con o sin texto, me tomé la licencia de entender el “cachorro” como si fuese porcino en lugar de canino. Aparte de eso, me dio por perpetrar muy duramente la lengua inglesa, sin margen de tiempo a intentar corregir los fallos ortográficos y gramáticos, pero que imagino serán comprensibles en casi toda su totalidad.

[ Para leer el cómic, clica aquí]

Mis retos en el 2014

Haciendo un poco de balance de este año que está dando sus últimos coletazos, en lo personal el 2014 quedará como un año inolvidable, lleno de muchas cosas e importantes cambios en mi vida, pero con demasiadas cosas, sucedidas atropellada y bizarramente. Para bien y para mal, hay muchos retos personales que todavía no tengo bien orientados, pero el 2014 ha sido prolífico en retos para pasar el rato que me han divertido mucho. Voy a hacer un pequeño resumen de aquellos que recuerdo para soltar batallitas de abuelo y también hacer de recordatorio por si en el futuro repito alguno de ellos:

01

24 Horas de Angôuleme

Dónde y cuándo: a finales de enero en el marco del Festival de Cómic de Angôuleme (Francia), pero que se puede desarrollar donde cuadre gracias a Internet, por lo que a mí me pilló de aquellas en Poggiardo (Italia).

El Reto: Llevaba muchos años queriendo participar y este año por lo pelos me acordé de inscribirme. El reto consiste en desarrollar en 24 horas un cómic de 24 páginas. Suena divertido, verdad? Pues la hijoputada consiste en la limitación temática de la prueba, que este año consistió en reinterpretar cada una de las 90 fotografías del Instagram de un autor de cómic francés. Que tuviese sentido la historia ya dependía del talento de cada uno…

Desarrollo: Pues ya quedó explicado en mi blog, no me voy a extender más. Pero las pasé canutas, ojo.

Ángel de la guarda: En este caso quién sin lugar a dudas permitió que acabase el reto fue mi amiga salentina Silvia. Sin echarme un cable con su conexión a Internet, gran corazón y escáner, dudo que fuese posible realizarlo, ya que no creo que  cierta asociación cultural decidiese ayudarme cuando no lo hizo con otras cuestiones más importantes a lo largo de nueve meses.

Resultado: Acabado! Y a la vista de todos está. Eso sí, por lo que a mí me consta, no se trataba tanto de una competición si no como de un reto, o sea que ni premio ni nada.

Para el año… Si me vuelven a aceptar y ese día cuadra bien, que cuenten con mi pilot! De hecho, la inscripción ya está abierta y aunque esto pueda jugar en mi contra por la limitación de plazas y el talento de los artistas de Galicia que puedan leer esto, animo a todos a participar, que es un reto divertido y a ver quién tiene la fuerza de acabarlo!

02

21 Drawing Days

Dónde y cuándo: cada uno su casa e Internet en la de todos. Un reto propuesto por el portal de cursillos online lynda.com durante el mes de agosto.

El Reto: Pues así como suena, 21 días dibujando sin parar. Cada día subían a su página web un vídeo donde proponían el desafío a realizar: que si dibujar un gato, que si copiar modelos reales, que si materializar conceptos abstractos… Bastante divertido!

Desarrollo: Todo el mundo sabe que la constancia es uno de los elementos más difíciles de mantener a la hora de llevar a cabo un proyecto. La energía inicial siempre ayuda y a mí me suele durar bastante, pero después llega un punto en que es difícil continuar el ritmo. Sólo hubo una ocasión en la que me cuadró un desfase de no continuar con el ejercicio diario (en la vorágine de Viñetas desde o Atlántico/Autobán/Noroeste PopRock) y hubo días donde no estuve tan inspirado…

Ángel de la guarda: Mi colega Fátima fue quien me propuso de hacer el reto en el que ella también participó, así como Gonzalo que siguió con el tema al ver mi participación por Facebook, lo que ayudó en algún momento a jalear mi continuidad.

Resultado: a pesar de todo, la prueba fue superada y en el blog podéis ver cada uno de los retos diarios durante esos 21 infernales días.

Para el año… Pues no lo sé! Me gustaría repetirlo, pero no puedo prometerlo, porque seguramente es de los retos más difíciles al exigir un ritmo diario de 21 días. Y meterse un arreón de 24 horas es duro pero factible en el tiempo, cuanto más se extienda la prueba más sacrificio requiere.

03

VIII Carrera Popular 10K Coruña

Dónde y cuándo: A Coruña, 5 de octubre.

El Reto: Una carrera de 10 km en un recorrido bastante llano, saliendo del Parrote, yendo por los Cantones y bordeando todo la costa desde la plaza de Pontevedra hasta volver al punto de meta.

Desarrollo: Llevaba años sin participar en una carrera popular, me metí el chip runner esos días con varios entrenamientos un par de semanas antes y que fuese lo que Dios quisiese. En la primera curva casi me llevo por delante un señor y terminamos los dos por el suelo, pero la cosa salió bien y seguí hasta llegar a meta con todos los órganos en su sitio. Y bueno, correr entre miles de participantes es un agobio importante, sobre todo en los primeros metros.

Ángel de la guarda: Lex me comentó la idea de apuntarse y después de prepararnos conjuntamente -en lo físico, familiarizándonos con parte del recorrido; en lo mental, viendo “Gladiator” la noche antes- ahí fuimos juntos hasta separarnos en carrera por avatares diversos. Y también con mi amigo Peñamaría, que jugó a comerme la moral, pero con mal resultado por su parte.

Resultado: Paré el crono en 48′ 02″, quedando de 485 de 835 en mi categoría. Del montón pero superando la barrera de los 50″, no buscaba más en mi (re)debut.

Para el año… Si me pilla por Coruña, seguramente me anime a volver, fue una prueba la mar de tranquila y con un buen ambiente entre todos los corredores.

04

XXXV Carreira Popular de Negreira

Dónde y cuándo: Negreira, 9 de noviembre.

El Reto: Otra carrera de 10 km, pero utilizando la terminología del Mario Kart, si la de Coruña es una especie de Parque Bebé, la de Negreira es la Senda Arcoiris de la N64: un circuito interminable lleno de subidas y bajadas que agota mentalmente una barbaridad. Zonas de bosque, urbanas, carreteras comarcales… difícil, pero bonito. Como la VIDA.

Desarrollo: Aunque contaba con la experiencia previa de la de Coruña, para esta no me encontraba tan bien entrenado. Además del frío, una de las cuestas del km 4 me recordó que no sería tarea fácil terminarla y en el km 7 me dio un pinchazo en el estómago que a punto estuvo de dejarme fuera sino fuera por la fortaleza mental que aun conservaba. Por suerte me recuperé justo con las energías para afrontar el tramo final.

Ángel de la guarda: en la carrera coincidí con conocidos, pero la verdad que aquí he de agradecer mucho a mis padres y al público de Negreira. Los primeros decidieron llamarme José (o Pepe) y los segundos tenían un montón de amigos y familiares participantes con el mismo nombre que yo, por lo que jaleaban constantemente mi nombre. Y aunque puede que no fuesen dirigidos a mí, sus ánimos y aliento en ciertos tramos hicieron que me sintiese muy querido por todos y sacase energía de donde no la tenía. Vivir una mentira a veces ayuda.

Resultado: El crono se quedó en esta ocasión en los 48’12”, pero con mucho más mérito que el paseo coruñés, dadas las circunstancias de la prueba.

Para el año… En el caso exclusivo de que tenga rodaje de ir a correr o haber participado en otra próxima en el tiempo. Si no, tururú, que cuesta la vida entera terminarla como para hacerla sin estar habituado.

05

O Reto das Aliñas do Inferno

Dónde y cuándo: Galipizza de O Burgo, todos los martes del 2014

El Reto: Al más puro estilo de “Crónicas Carnívoras”, el reto consiste en comerse doce alitas de pollo endiabladamente picantes. Y no es coña: su olor es queroseno puro y los ingredientes de la salsa hacen ver coyotes en cuanto pruebas un mordisco.

Desarrollo: En cuanto la salsa mojó mis labios y me produjo un picor simpático, sabía que no me iba a ayudar demasiado la experiencia de compartir cocina con un kurdo durante meses (y eso que siempre que cocinaba salías tosiendo de asfixia).

Ángel de la guarda: gracias a la estrategia urdida por Lex y Chapis (compañeros de reto que lo acabaron), consistente en separar el hueso de la carne para favorecer la engullición veloz y no torturarse mucho en el tiempo, pude hacer llegar a buen puerto el reto, de lo contrario no estaría aquí para contarlo…

Resultado: Tras unos minutos de agonía, ojos rojos llorosos y tres vasos de leche para aplacar el picor, mi camiseta corrobora bien que he sido digno merecedor de ella.

Para el año… Aunque soy amante del picante, no soy tan sádico como para practicar tantas veces este desafío. Pero si alguien se marca otro reto culinario tan majamente como lo hacen los del Galipizza, puede que me plantee superarlo!

—-

…y hasta aquí mis retos del 2014! Me quedaron por hacer un par de ellos en los que me hubiese encantado participar, pero no fue posible:

Inktober (por Internet, octubre): subir en las redes sociales un diseño diario durante todo octubre de dibujos hechos a tinta. He visto cosas muy chulas hechas por mis contactos de FB e Instagram, pero otras tareas me apartaron de poder participar. A ver si cuadra otro año!

Maratón Cineuropa (Santiago de Compostela, noviembre): me ha dado mucha pena que otros planes y la nula previsión me privase de un reto tan molón: meterse en el Salón Teatro para disfrutar de más de doce horas insanas de cine del tirón, con su parada técnica para degustar churros con chocolate al amanecer. Lo dicho, una pena, ojalá pueda en el futuro aunque ya no cuente con tanta energía para semejante plan.

Para cerrar el año, espero participar en el último reto de marcarme los 6 km de la San Silvestre de Santiago de Compostela el 31 de diciembre… Si a alguien se le ocurren más retos locuelos para el próximo 2015, que me lo haga saber! Y espero que os animéis a realizar alguno de los aquí propuestos!

Cuestión de Tiempo

Estoy actualizando un poco mi Portfolio Online para intentar escapar de las garras del desempleo tras mi experiencia poggiardil, y dejo constancia aquí del par de historietas que acabo de subir a la red. pros Dos historietas que no tienen nada que ver entre ellas, pero que comparten un mismo eje: la utilización (buena o no) del tiempo. La primera de ellas, Procrastinación, fue uno de las tantas participaciones sin premio que llevo a mis espaldas en concursos de cómic, en este caso o Xuventude Crea 2013. A la vez, es un buen resumen de lo que venía siendo mi rutina de los meses del año pasado antes del voluntariado, pasmado delante del ordenador, quemando mañanas y tardes frente a una pantalla de trece pulgadas.

Leer ‘Procrastinación’ (en galego) pres La segunda, Com Carinho e Humor, fue mi primera participación en el delirante reto del Festival de Bande Desinèe de Angôuleme de este 2014, consistente en realizar un cómic de 24 páginas en 24 horas siguiendo una muy restrictiva regla. Y puedo decir que me siento orgulloso del cómic, porque con todas las dificultades que tuve encima, logré llegar a meta a tiempo (y rentabilidad del tiempo total). Tenía pensado hacer una pequeña tira para el blog explicando la aventura, pero por falta de tiempo y medios quedó en el olvido… A ver si logro rescatarla este verano.

Leer ‘Com Carinho e Humor’ (en babeliano)

 

Espero que disfrutéis de la lectura y de que si sabéis de alguien interesado en darle un curro a un pintamonas, os acordéis de este chico que va sucumbiendo al inexorable paso del tiempo!