Comic

Que Salò, que Salò tengo

Sin título-3

Por tercer año consecutivo, y gracias a las distintas circunstancias de la vida propiciadas por amigos y familia, pude asistir de nuevo al Salò del Cómic de Barcelona. Este año me vi (c/l)astrado por viajar sin móvil, lo que me privó de poder andar más a mi aire, contactar con gente que andaba por allí que me apetecía ver y no pudo ser, ni sacar jugosas fotos de todo lo que pululaba por allí. De todas formas, ha sido una experiencia muy grata de repetir, dejaré mis vivencias en pequeñas píldoras en lugar de una parrafada explicativa, que tanto los que escribimos como los que leemos blogs, nos estamos volviendo perezosos con estos tiempos fragmentados:

Asistencia: menuda puta animalada. Este año, tal vez por empezar la aventura el sábado en lugar de un viernes o un jueves, noté la tremenda aglomeración que genera el Salò. 113.000 asistentes en total, 7.000 más que el año pasado. Para los que piensen ir en futuras ediciones, el sábado a partir de las doce de la mañana es la hora punta de la M30, o sea que huid, insensatos. El menda y un colega, que ya formamos parte de la casta (bueno, todavía de la castilla), pudimos safar, pero me dio miedo estar tan cerca de sufrir una cola de horas…

Firmas: este año tenía una idea en mente que por falta de tiempo no pude materializar, por lo que no me dediqué a esta tarea demasiado. Una pena perder la oportunidad de llevarme un ejemplar firmado por Manara o McCloud, pero la verdad que Kiko Da Silva me dejó de piedra con su dedicatoria. Imagínate bajar a un bar a tomar una birra de tranquis y volver borracho a las nueve de la mañana. Pues más o menos lo mismo: fui a por una firma y me llevé todo un original personalizado en su obra “El Infierno del Dibujante”. Creo que ninguno de los afortunados en tener sus dedicatorias pudo quedar indiferente ante semejante dedicatoria. Graciñas, Kiko!

p3p3

Ejemplares: tampoco me dediqué mucho a las compras: el ya citado “El Infierno del Dibujante” de Kiko Da Silva, y un ejemplar dedicado de “Murderabilla” por Álvaro Ortiz. Ya les hincaré el diente cuando pueda, también me quedé en mente con algunos títulos que intentaré conseguir.

Cada año me voy haciendo más viejo, cada año las cosplayeras más jóvenes, cada vez estas chicas crecen con más cuerpo de mujer, cada vez con disfraces más atrevidos, cada vez quedo más de baboso inofensivo que merece un coscorrón.

– Un año más, vi pasar a David Rubín con su botella de licor café. Todo un clásico, no concibo el Salò de otra manera,  es como privar a la Navidad de turrones.

– Sin conocerlo más allá de pedirle una firma hace dos años, saludé tan lleno de razón y con tanto énfasis a Manel Fontdevila que el tío no pudo hacer otra cosa que devolverme el saludo con naturalidad. Luego me di cuenta que realmente no nos conocemos de nada y me dio vergüencita.

– Asistí a la conferencia de los autores de la versión de cómic de “Hora de Aventuras”, una gente muy maja y lozana. Una pena que de verdad que no pueda llegar a conectar con esa serie… Me pasó lo mismo que con “Bob Esponja”, tengo vistos capítulos y me han gustado, pero no ha llegado a pegarse el hype reinante de sus fans (cosas de la vida, ese hype lo tengo ahora con el “Ministerio del Tiempo”, vivediós)

– Eché una copa al Mario Kart 8 con Alejandro después de meses sin tocarlo (el Mario Kart, ejem). Lo hicimos mejor que el resto de los asistentes con los que coincidimos, sin tener en cuenta que los doblábamos en edad, vaya.

– Las exposiciones no me enamoraron demasiado… Ya había comentado que me pareció un fallo gordo no dedicar más espacio al tema de la censura en el humor y los límites de la libertad de expresión con todo lo sucedido con el golpe yihadista a la sátira francesa de Charlie Hebdo o la censura editorial de “El Jueves”…que curiosamente, me extrañó muchísimo su ausencia en el Salò este año, raro, raro… La única expo a la que dediqué un poco más de tiempo y me gustó fue a la de Cifré (y un rincón con ejemplares de Óscar Martín, qué locura de hombre…)

…y al final solté mega parrafada fragmentada, pero éche o que hai! Ojalá puede repetir el año que viene la visita y pueda saludar a todos los que se acerquen hasta allá! Saludets fallers a tots!

Istanbul is not for me

01Por segundo año consecutivo, mi participación en el delirante reto de las 24 horas de Angôuleme me pilló en condiciones un poco complicadas, pero aun así llevé adelante la empresa entre la tarde/noche de ayer y un par de horas de la mañana de hoy. Las reglas de este año fueron las siguientes:

Realice un cómic de 22 páginas, una portada y una contraportada a partir de un suceso leído en la prensa:

’’Porque no fue autorizada a tomar el avión con su cachorro, ahogó al animal en un baño del aeropuerto’’.
El cómic alternara una viñeta sin texto y una viñeta con texto.

Y a partir de esta premisa (que aunque siendo extraña, resultó mucho más relajada que la del año pasado) y teniendo muy reciente mi estancia en Estambul, me salió ese experimento, en el que si bien creo que cumplí perfectamente la alternancia de viñetas con o sin texto, me tomé la licencia de entender el “cachorro” como si fuese porcino en lugar de canino. Aparte de eso, me dio por perpetrar muy duramente la lengua inglesa, sin margen de tiempo a intentar corregir los fallos ortográficos y gramáticos, pero que imagino serán comprensibles en casi toda su totalidad.

[ Para leer el cómic, clica aquí]

Godard Vs. Predator: El Cómic

preddy

Después de mucho, mucho tiempo con la idea en la cabeza, sin saber cómo llevarla adelante o si habría merecido la pena hacerlo, al final salió. Si la prensa y los curiosos me atosigan desvelaré los turbulentos detalles del proceso de preproducción de este engendro experimental francés / alienígena yanki (porque la producción no fue muy larga, no). Pero con ustedes, para su disfrute: Godard Vs. Predator!

(más…)

Drink & Draw coruñata!

20140924_205710

Esta semana he podido participar en una de las muchas interesantes iniciativas que ofrece el colectivo Miñoco en Coruña. Se trata del Drink & Draw, un formato que consiste en la reunión de buenas gentes a las que les gusta garabatear juntos mientras se toman algo en un bar. En esta ocasión, el encuentro se desarrolló en la cafetería Universal, desde donde las siete de la tarde nos pusimos a dibujar un par de horas a partir de diferentes propuestas azarosas. Porque el intríngulis del asunto es dejar escrito en papelitos por una parte objetos y por otra temas, que después son elegidos al azar para plasmarlos en papel en un cuarto de hora como máximo.

Mi bautismo de fuego fue interesante, porque el reto consistía en dibujar algo que tuviese como leitmotiv “dragón chino” y “aborto”. Peccata minuta, vaya. Como de aquellas andaba algo espero, tuve que tirar del repertorio clásico y meter un Gallardón con un feto dragonil, pero otros salvaron mejor la papeleta como Robe Soler, un dibujante que funciona a gasolina y con dos palabras y medio minuto ya le sale un gag brillante. Otros retos fueron “sumo y tetera”, “tanque y desierto”, “botella y frenología” o “naturaleza y tiempo”. Hice lo que pude, en algún caso con más acierto que en otro, pero en cuestiones de desafíos me gusta al menos cumplir sin importar mucho el desaguisado del resultado.

20140924_205801

Pues lo dicho, una muy agradable reunión entre cervezas y garabatos. Espero poder pasarme también en la próxima edición coruñesa y animo a todos aquellos que lean esto y les quede a mano participen, que con tener boli, papel y ganas de pasárselo bien, no hace falta más para formar parte de un Drink & Draw!

Cuestión de Tiempo

Estoy actualizando un poco mi Portfolio Online para intentar escapar de las garras del desempleo tras mi experiencia poggiardil, y dejo constancia aquí del par de historietas que acabo de subir a la red. pros Dos historietas que no tienen nada que ver entre ellas, pero que comparten un mismo eje: la utilización (buena o no) del tiempo. La primera de ellas, Procrastinación, fue uno de las tantas participaciones sin premio que llevo a mis espaldas en concursos de cómic, en este caso o Xuventude Crea 2013. A la vez, es un buen resumen de lo que venía siendo mi rutina de los meses del año pasado antes del voluntariado, pasmado delante del ordenador, quemando mañanas y tardes frente a una pantalla de trece pulgadas.

Leer ‘Procrastinación’ (en galego) pres La segunda, Com Carinho e Humor, fue mi primera participación en el delirante reto del Festival de Bande Desinèe de Angôuleme de este 2014, consistente en realizar un cómic de 24 páginas en 24 horas siguiendo una muy restrictiva regla. Y puedo decir que me siento orgulloso del cómic, porque con todas las dificultades que tuve encima, logré llegar a meta a tiempo (y rentabilidad del tiempo total). Tenía pensado hacer una pequeña tira para el blog explicando la aventura, pero por falta de tiempo y medios quedó en el olvido… A ver si logro rescatarla este verano.

Leer ‘Com Carinho e Humor’ (en babeliano)

 

Espero que disfrutéis de la lectura y de que si sabéis de alguien interesado en darle un curro a un pintamonas, os acordéis de este chico que va sucumbiendo al inexorable paso del tiempo!