Lost

Community: la ficción está aquí dentro

Guiño, guiño

Después de comentar en una entrada anterior la atención prestada por los creadores de Community a todos los episodios anteriores para hilar fino con detalles autorreferenciales al alcance de muy pocas series -casi todas se encuentran sumidas en episodios de amnesia de su propio pasado-, existe otro asunto que no quiero pasar por alto con respecto a este serión. Si Community cuenta con una tremenda capacidad para autocitarse en cuanto tiene ocasión, la galería de referencias a otras películas, series de TV, videojuegos, personajes populares y demás productos de ocio no tiene parangón. Sería una tarea kamikaze intentar enumerar en un único post todos estos guiños -tengo visto en otras bitácoras como seis referencias encontradas en apenas los dos minutos iniciales de un capítulo-, por lo que me gustaría centrarme en las referencias a las series de ficción coetáneas (o casi, en el caso de alguna), que en su mayoría entrañan más juego de lo que puede aparentar a simple vista…

SPOILER ALERT! Evidentemente, todo este artículo gira alrededor de las referencias mostradas en las tres primeras temporadas de Community. No matan a nadie, pero si no tienes visto los capítulos y tienes intención de hacerlo, esta entrada puede fastidiarte la gracia de lo desconocido. Mejor tener visto los capítulos, si quieres seguir leyendo será bajo tu propia responsabilidad…

Cougar Town

Abed, el personaje más metatextual de la pandilla, consumidor compulsivo y enfermizo de todo el audiovisual habido y por haber, se queda a cuadros cuando se entera (03×01 – Biology 101) que una de sus series favoritas ha sido desplazada a la temporada media: Cougar Town. ¡Cougar Town, una serie de la competencia, la cadena ABC, que rivaliza en los premios por la mismas categorías que Community de la NBC! Pero no queda ahí la cosa: vale que algún chascarrillo de Jeff sobre este gusto de Abed le da el toque de mala leche, pero la complicidad que hay entre estas llegaron a un punto tan cercano que bordean el crossover. En un brillante capítulo de la segunda temporada que parecía un homenaje a Pulp Fiction que no lo fue tanto (02×19 – Critical Film Studies), Abed explica a Jeff su experiencia trascendental de participar como extra en un capítulo Cougar Town. ¿Lo mejor de todo? ¡Que se produjo en realidad! Y con la moneda devuelta, ya que en la finale de la segunda temporada de Community, aparecen estos personajillos a los que tanto quiere Abed.


Mad Men

El episodio en la que el grupo ayuda a Abed a ligar (01×17 – Physical Education), el personaje regala una escena antológica en la que ensaya con Annie sus dotes conquistadoras imitando el porte del increíblemente seductor Don Draper de Mad Men. ¿Lo mejor? Annie (Alison Brie) es a su vez Trudy Campbell en el universo de los ‘otros’ hombres de negro. Como para no caer rendida entonces con los encantos de Draper conociéndole de antemano…

Glee

Otra de las rivales de Community no sale tan bien parada en sus referencias como pasa con Cougar Town. Puede que Glee fuese en su momento serie revelación, un auténtico fenómeno de masas y un destello de alegrías, luces y color. Más allá de eso, este alegre grupo de coro también puede resultar cursi y ñoño hasta el límite, cosa que en Greendale no llevan muy bien. Si el enfrentamiento directo que tuvo la pandilla con el glee club de su universidad durante el primer paintball (01×23Modern Warfare) fue un momentazo estelar que se saldó con bajas en ambos bandos, lo mejor estaba por llegar. El episodio recopilatorio de la segunda que al final no fue tal (02×21 – Paradigms of Human Memory) recordaba la exitosa trayectoria que tuvo la pandilla en el glee club...ya que el grupo original murió en un accidente de bus. Hecho que no caería en el olvido (¡ouyeah, Community, lo has vuelto a hacer!) y se recordaría en el que es el episodio definitivo homenaje/parodia/musical (03×10 – Regional Holiday Musical) en el que uno a uno la pandilla acaba siendo poseída/idiotizada por las alegres canciones glee style.

Lost

Lost y Community comparten más semejanzas dentro que fuera de sus argumentos, por el movimiento generado en las redes con sus hardfans más acérrimos, llegando a desenvolver hasta los límites más extremos e insospechados la mitología de sus series (la proclama “six seasons and a movie” pronunciada como un mantra por Troy y Abed cuando ven peligrar sus series es favoritas es repetida a menudo por sus fieles). Y aunque una sea la serie que marcó un hito en cuanto a narrativa en ficción de TV, Community hace un divertido guiño coñero en la trama del final de la tercera temporada (03×19 – Curriculum Unavaliable). Aunque esta sea más deudora del guión de Shutter Island cuando un psicólogo intenta convencer al grupo que donde realmente han estado es un sanatorio mental y no una universidad pública, son reveladores el “we have to go back” entonado por Pierce y los razonamientos del psicólogo (“todo llegasteis a esta ‘universidad pública’ con vuestras vidas rotas” y su última baza: “Greendale es un purgatorio y yo soy el diablo“), tomándose a guasa las teorías sobre el final de una serie, que el caso de Lost eran asunto de Estado. O un guiño anterior, en esa joyita animada que fue el especial de Navidad animado de la segunda temporada (02×11 – Abed’s Uncontrollable Christmas), en el que después de una dura búsqueda por el significado de la Navidad, Abed encuentra en una matriuska de cajas la primera temporada de Lost, interpretado como una metáfora de la falta de final (boooyah!)…o la idea de que tenga el significado que nosotros le queramos dar (aaaaww!)

Me dejo probablemente en el tintero muchas otras, como fue el capítulo especial/homenaje a Law & Order, las referencias a Breaking Bad con los frustrados planes de Starburns de crear un laboratorio de metanfetamina con las probetas robadas de la universidad… si algún interesado nota alguna ausencia o fallo en lo aquí aportado, avanti con los comentarios.

Meme: Los mejores momentos de Lost

LA MEJOR TEMPORADA
Como seguidor tardío de la serie (me enganché a ritmo de emisión televisiva en la cuarta temporada, con el parón de huelga de guionistas), he disfrutado bastante la quinta temporada con los saltos en el tiempo. Sin embargo, mi favorita (aunque suene extraño) es la segunda temporada: la incorporación de Desmond, la escotilla, los vídeos de Dharma, las otros pasajeros, la increíble llegada de Benjamin Linus… Mucha gente considera esta temporada anodina y horrible, pero a mí me encanta.

EL MAYOR CLIFFHANGER DE TEMPORADA
La marca de la casa de Lost son sus impactantes finales, multiplicado por diez si se tratan de finales de temporadas. Hay un montón que me vienen a la cabeza, pero si tengo que escoger uno que realmente me rompiese los esquemas y me dejase bien jodido, ese fue el de la Season Finale de la quinta temporada: la explosión del Jughead, que dio paso por primera y única vez a un fondo blanco con el logo en negro fue el final más explosivo y abierto que jamás puede ver una serie.

LA MUERTE MÁS MEMORABLE
Mi muerte favorita es la del personaje más cachondo de toda la serie: el doctor Artz. El único argumento argumento que salva a los guionistas de haberse cargado a este personaje es precisamente su espectacular muerte, tal vez el momento más inesperado que he vivido de la serie (junto con la muerte de Ilana, pero esta bien lo merecía). Pero tratándose de la más memorable, Charlie aparte, creo que John Locke ocupa ese lugar: el pobre no pudo ni suicidarse, la sangre fría de Ben y su terrible ambición acabó con mi personaje favorito (de aquellas daba igual, porque en la Isla había resucitado de entre los muertos…de aquellas…)

UN CAPÍTULO
Sonará raro, muy raro, pero en mi Top 5 “The Constant” no tiene lugar. Adoro a Desmond, pero no me parece un episodio redondo para nada. Y va a sonar esto más raro todavía, pero si la sexta temporada no me acabó por convencer, una de las tramas que adoro de Lost es la historia de Jacob y su hermano. No puedo elegir mi capítulo favorito de Lost, pero entre ellos bien se podría encontrar “The Incident”, “Ab Aeterno” o “Across the sea”. Pero antes de estos capítulos, los que tengo más vistos porque me encantan son “Walkabout”, “The Brig”, “Exposé” (en cualquier producto audiovisual, adoro los guiños internos que soy capaz de comprender) o The Man Behind the Curtain”, con la aparación de la cabaña de Jacob y uno de los flashbacks más brillantes de la serie.

UN PERSONAJE
Fan ciego de John Locke, el personaje más desgraciado de la historia de la televisión: rechazado y estafado (un riñón, nada menos) por su padre, que también lo dejó paralítico; odiado y rechazado en la Isla por su empeño en permanecer en ella y sus medidas radicales (explotar submarinos, entro otros); rechazado fuera de la Isla (marchó engañado por el Humo Negro para que reuniese a los que se fueron y sólo lo logró una vez muerto), asesinado después de que le salvasen de su suicidio y, para más inri, humillado al ser su cuerpo la apariencia física de la presencia más maligna del lugar.

Y a pesar de tooodo eso, John Locke tiene los huevos de seguir gritando “Don’t tell me what I can’t do”.

ESA PAREJA ESPECIAL
La parejita especial para mí son John Locke y Benjamin Linus, el dúo calavera. Ben puteó muchísimo a Locke durante sus primeros encuentros al tener la sartén por el mango. A medida que pasaba el tiempo, Locke iba ganando más autoridad, pero Ben seguía toreándole. En el momento que el Ajira 316 vuelve a la Isla, es increíble como Ben es puteado por un SuperLocke que cortaba el bacalo…y no resultaba ser John Locke.

UN TEMA MUSICAL
“Make Your Own Kind of Music” siempre estará ahí presente: no podía haber otra canción para el maravilloso inicio de la segunda temporada, ni nunca lo habrá. Y en segundo lugar “Downtown”, de la tercera temporada, también todo un emblema.

UN MOMENTO INOLVIDABLE
Los momentos inolvidables que me quedan de Lost se encuentran en los 3 visionados a los que asistí en modo comunal: inicio de la quinta y sexta temporada y, cómo no, la Finale de todas las Finales. Salvo los de la quinta temporada donde era un ambiente diverso y con gente conocida, el resto los viví en un círculo íntimismo donde a la mínima Lost sufría los constantes ataques y reproches de mis amigos que ya lo veían más por inercia que por pasión, no cómo Sary. Aun así, estos encuentros forman parte de mi historia.